Plan canje: electrónicos, por votos para retenciones

Por: Ezequiel Rudman

Una sesión artesanal hecha a la medida de los aliados del bloque kirchnerista. La Cámara de Diputados volvió a sesionar ayer después de 80 días para aprobar con 136 votos a favor y 61 en contra el proyecto de promoción industrial para productos electrónicos fabricados en Tierra del Fuego y el régimen jubilatorio especial para docentes universitarios, dos medidas reclamadas por integrantes de la bancada Solidaridad e Igualdad (SI), quienes podrían aportar votos clave para la prórroga de facultades delegadas, incluida la potestad extraordinaria del Poder Ejecutivo de fijar retenciones móviles al agro sin la intervención del Congreso.

El martes por la noche, la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, visitó el despacho del presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, el kirchnerista Gustavo Marconato, para insistir en el tratamiento de la ley que eleva la carga impositiva a los productos electrónicos importados para favorecer el polo industrial de su provincia. El oficialismo accedió al pedido de Ríos, a pesar del fuerte lobby de las cámaras empresariales importadoras, pero le reclamó el apoyo de sus diputados cuando el Congreso debata la prórroga de las facultades delegadas que vencen el próximo 24.

Facultades

Así, el Gobierno canjeó el proyecto aprobado ayer por diez votos fundamentales de sus aliados de la bancada SI -integrada por los fueguinos Nélida Belous y Leonardo Gorbacz- para prorrogar en la próxima sesión su facultad de fijar las retenciones móviles al margen del Congreso.

La Coalición Cívica, la UCR y el PRO votaron en contra del proyecto que aplica impuestos internos y sube la alícuota del IVA a los productos electrónicos importados argumentando que la medida impulsaría una suba de precios que terminaría perjudicando al consumidor final. «Estamos en contra de este proyecto cuyo resultado es que millones de argentinos paguen un 30% y un 40% más caros los celulares, que son una herramienta de trabajo para la gente», se quejó el macrista Federico Pinedo. «Es lamentable que los intendentes radicales de Río Grande y Ushuaia no hayan logrado el apoyo de sus diputados para esta ley que beneficia a la provincia», contraatacó el peronista fueguino Rubén Sciutto.

Bienes gravados

El proyecto aprobado ayer con votos del kirchnerismo, de sus aliados del SI y de otras bancadas minoritarias de centroizquierda, grava con impuestos internos a bienes tales como teléfonos celulares, equipos de aire acondicionado domésticos de hasta 6.000 frigorías, y GPS. La única concesión que otorgó el oficialismo fue excluir a las notebooks de esta suba impositiva. En cuanto al IVA, se elimina la tasa de imposición reducida al 10,5% sobre estos bienes electrónicos, y se dispone la aplicación de la tasa general del tributo del 21%.

En la sesión de ayer también se aprobó con modificaciones, y regresó al Senado, un proyecto de ley que establece un régimen jubilatorio especial creado por ley para docentes universitarios nacionales. Esta iniciativa era reclamada por otra integrante de la bancada de centroizquierda SI, Delia Bisutti, una de las principales operadoras del sector docente en la Cámara de Diputados. Por eso la sesión de ayer fue el primer ensayo de la nueva mayoría sui géneris que buscará imponer el Gobierno de Cristina de Kirchner, en alianza con el SI de Eduardo Macaluse, Encuentro Popular y Social de Ariel Basteiro, Proyecto Sur de Claudio Lozano y la Concertación del radical K, Hugo Prieto. Éste será el esquema de acuerdos que el kirchnerismo buscará impulsar para prorrogar su facultad de fijar retenciones sin participación del Congreso y neutralizar así la oposición de macristas, radicales, cívicos y peronistas disidentes.

En la sesión de ayer también hubo un homenaje al fallecido diputado por Tucumán, Ignacio García Hamilton (UCR) y se aprobó un proyecto para repudiar el golpe de Estado en Honduras.

Comentá la nota