El plan de biocombustibles se postergaría un año

El industrial azucarero Julio Colombres comentó que petroleras y automotrices pretenden que el programa se lance en forma completa. En 2010 los ingenios no estarán en condiciones de abastecer el alcohol necesario para mezclar con naftas. Desmentida oficial.
La posibilidad de que los ingenios azucareros no puedan abastecer los 270 millones de litros anuales de alcohol en la primera etapa del plan nacional de biocombustiles podría derivar en que la puesta en marcha del programa, prevista para principios de 2010, se postergue un año más, hasta 2011. Así lo reveló el presidente del Centro Azucarero Regional de Tucumán (CART), Julio Colombres, en el marco del taller interactivo "Biocombustibles: energía renovable en el NOA", que se llevó a cabo ayer en los salones del Jockey Club, organizado por la Fundación del Tucumán.

La apertura del taller estuvo a cargo del presidente de la Fundación del Tucumán, José Manuel García González, ante gran cantidad de público. En la ocasión, se rindió un homenaje por el centenario de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres y se presentó el libro "Biocombustibles: una mirada hacia 2010; su impacto en el país y el NOA", escrito por el ex ministro de la Producción, Franco Fogliata.

Colombres explicó que el desarrollo de los biocombustibles no depende exclusivamente de la capacidad económico-financiera de los ingenios, "sino también de la decisión de los consumidores de biocombustibles, que son las petroleras y las automotrices".

"En principio se demoraría la puesta en marcha del plan, porque las petroleras y las automotrices están diciendo que el plan tiene que entrar en vigencia completo y no parcialmente, con lo cual es muy probable que el plan empiece en 2011", recalcó. Colombres destacó que, según esta visión, "o se tienen los 270 millones de litros de alcohol anhidro todos juntos o no se los tiene; si no se los tiene no puede entrar en vigencia el plan".

Según el titular del CART, el argumento de los sectores que proponen que se postergue la producción de biocombustibles apunta a que un automóvil que consume la mezcla de alcohol con nafta en una provincia no puede entrar a otra a cargar nafta pura, porque eso podría dañar el vehículo, y las responsabilidades recaerían sobre las petroleras y las automotrices. "Si se postergara el inicio del programa, van a ganar las automotrices y las petroleras, en detrimento de los tiempos de los azucareros", estimó.

En esta línea, el coordinador del Programa Nacional de Biocombustibles, Osvaldo Bakovich -presente en el taller-, admitió a LA GACETA que, de acuerdo con los proyectos que se presentaron en la Secretaría de Energía, no se llegará al 1 de enero del año próximo a disponer del 5% de bioetanol en las naftas para toda la demanda. Sin embargo, agregó que están estudiando cómo trabajar entre enero y junio para a partir de ese mes llegar a la meta. "Vamos a llamar en breve a los alcoholeros para ver cómo hacemos", explicó. Al respecto, descartó las hipótesis sobre el supuesto lobby de las petroleras para postergar un año la implementación general del programa. "No se habla de postergar, porque no tiene sentido llevar el plan a 2011 cuando en julio de 2010 podemos comenzar a implementarlo", aseveró Bacovich.

u "a lo mejor se podría ir más rápido si hubiera políticas más claras. No hay un mal precio fijado para el combustible, pero de una tonelada de caña se sacan 100 kilos de azúcar y no más de 60 u 80 litros de alcohol. El alcohol debe contar con un precio más alto que el azúcar para ser interesante", afirmó Ricardo Fernández Ullivarri, director de la Estación Experimental Chacra Santa Rosa (Salta). Este organismo es sostenido por los ingenios Ledesma (Jujuy), Río Grande y Tabacal (Salta).

Disertantes y debates

"Consideramos que el plan de biocombustibles debe estar bajo un paraguas de un plan de desarrollo de mitigación de cambio climático, para lo cual hay que trabajar de manera estratégica", dijo el secretario de Energía de Salta, Marcelo Palópolis.

El ex ministro de la Producción, Franco Fogliata, autor del libro "Biocombustibles: una mirada hacia 2010; su impacto en el país y el NOA", sostuvo que los proyectos de biodiesel en la Argentina "van muchísimo más rápido con las plantas establecidas y porque todo se exporta. Dejó en claro que con el bioetanol "todavía estamos un poco quedados en el tema, un poco por una cuestión económica y otro por falta de planes".

El industrial Jorge Rocchia Ferro opinó que antes de hablar de deshidratación de alcohol, en Tucumán habría que enfatizar en la ampliación de la capacidad de destilación de alcoholes en los ingenios.

Comentá la nota