Pizzorno: "las responsabilidade son puramente nuestras".

Más repercusiones tras los comicios legislativos. Para el ex intendente "en política no se puede deslindar culpas". El resultado negativo "será un fracaso si divide más al peronismo de Tandil", definió cauto.
El cachetazo electoral que le propinara la UCR al PJ, un 5-3-2 en bancas legislativas que cayó como baldazo de agua frío en las filas del auzismo, despertó un análisis muy autocrítico de Nicolás "Gino" Pizzorno, segundo en la lista vencida.

Para el ex intendente, un experimentado dirigente que supo saborear las mieles del triunfo en las urnas, hoy el justicialismo serrano debe absorber "todas las responsabilidades", dijo en una nota que brindó a LA VOZ.

No obstante evitó utilizar la palabra "fracaso" en la mirada de corto plazo, ya que supeditó las consecuencias a los efectos que tenga este desenlace en la unión o división de los afiliados y demás adherentes a la filosofía de Perón.

También respaldó la postulación de Néstor Auza a la Intendencia en 2011, aunque "eso primero lo debe decidir él, y luego el conjunto del peronismo".

-¿Cómo interpreta el desenlace de los comicios?

-(Nicolás Pizzorno) La derrota fue sorpresiva, pues ni la peor de las encuestas anteriores a las elecciones, nos daba semejante diferencia con la UCR. Este es un punto de partida para la construcción futura. Las responsabilidades son puramente nuestras.

-Así lo cree…

-En política no se puede deslindar culpas. Los que asumimos la candidatura somos los responsables de los resultados. Si fue un fracaso o no se evaluará más adelante.

-¿Usted hoy no lo observa como un fracaso?

-Hay que verlo caminando. Si esto sirve para juntar al peronismo no es un fracaso. Y si en cambio se ahondan las divisiones lógicamente que es un fracaso. La pretensión es juntar al justicialismo.

-Igualmente, es un resultado que arranca discordias. Las miradas se posaron sobre Raúl Escudero, un postulante cantado a la hora de achacar el armado…

-Si hicimos las cosas mal, las hicimos nosotros. Lógicamente habrá sectores que digan: ¿porqué Auza y Pizzorno actuaron así…". Pero resta ver qué grado de templanza tendrán los dirigentes y militantes justicialistas para revertir la situación. Dentro de un mes quizás pueda encontrar otras razones.

"FRACASO O COSA NEUTRA"

-En la intimidad no se preguntó alguna vez: ¿porqué me metí en esta tras recoger una buena imagen por su gestión en la Intendencia ?

-No me arrepiento, cuando me metí sabía que era muy difícil ganarle al oficialismo. En la última elección, la UCR había sacado el 53 por ciento de los votos. Por lo tanto, pensábamos que arrimando un poco los porcentajes se podía construir una elección digna. Creíamos que íbamos a hacer un mejor comicio.

-Llevar a Kirchner como primer candidato a diputado nacional por la Provincia. Convivir en la misma boleta, ¿no fue una de las principales causas del traspié justicialista en Tandil?

-Esta vez no se dio el arrastre de arriba hacia abajo, es cierto (N. de la R.: se recuerda la lluvia de sufragios que abrió el kirchnerismo en épocas de bonanza). Pero no es una excusa, pues no se produjo el arrastre normal que normalmente entrega el candidato superior al postulante local.

-Usted no carga culpas afuera…

-Es menor el porcentaje que sacó Kirchner en Tandil que el nuestro (concejales). Desde luego incide, pero no podemos echarle las culpas a eso. El resultado, sea considerado un fracaso o una cosa neutra, es responsabilidad nuestra absoluta.

-De acuerdo a su mirada: ¿Auza sigue en pie como posible candidato a intendente en 2011?

-Habrá que evaluarlo, primero que nadie, Néstor Auza. Yo creo que sí, pero primero debe considerarlo el propio Néstor, y luego el conjunto del peronismo.

-¿Qué rol se imagina en el HCD, confirmado su ingreso?

-Debemos jugar un rol compatible con todos los proyectos de la campaña, tratando de consensuar ante la mayoría automática radical. Sobre todo, debe darse una prioridad en el tema presupuesto municipal.

Comentá la nota