Pittelli cuestionó el accionar de la Justicia en Minoridad

La primera reunión de una mesa intersectorial para trabajar en minoridad se llevó a cabo ayer a la tarde en el municipio, presidida por el intendente Aníbal Pittelli y el secretario de Seguridad, Ovidio Pollaroli.
El jefe comunal formuló serios cuestionamientos a la labor de la Justicia.

Estuvieron la directora de Minoridad, Gabriela Grammondo; la inspectora jefe del Distrito, Virginia Larrañaga; la responsable de la rama de Psicología, Elena Caggiano; por APRE – CPA, Brenda Bonfigli; por la Casa de la Mujer y la Familia, Cristina Sempio; la coordinadora distrital de la Subsecretaría de Atención de las Adicciones, Miriam Aré; el director de Deportes, Eduardo Laphitzborde entre otros.

Consejo

El intendente manifestó que la idea de la reunión es vincular a las instituciones que trabajan en minoridad, y plantear las principales actividades para el año que viene.

Indicó que muchos de los delitos que se viven en nuestra ciudad, y en otros lugares, están vinculados a menores. "Esto es preocupante, porque la minoridad en riesgo debe ser tarea del Estado. Tiene la obligación de proteger los derechos de los niños, pero también tenemos la obligación de proteger la seguridad de todos, por eso, para que no existan intereses en conflicto, es necesario ponernos a trabajar entre todos".

Destacó como "fundamental" la prevención desde todos los estamentos de la educación, desde las instituciones que trabajan con menores de edad, las deportivas y culturales.

Dijo que los docentes, psicólogos, asistentes sociales, los que trabajan en el deporte "tienen mucho que decir no solamente en cuestiones de seguridad, sino a cuestiones que hacen a situaciones de riesgo extremo"

"Esto amerita la participación de un Consejo de Minoridad, que le sugiera al intendente las medidas que ayuden a prevenir situaciones de riesgo", puntualizó y advirtió que "no podremos evitar todas, pero sí paliar deficiencias que se producen en otros ámbitos".

Críticas

Consignó que "a veces la escuela no contiene como debería y la justicia, definitivamente, no lo hace, tenemos una enorme dificultad con los jueces".

"Los jueces deben hacer las derivaciones necesarias, haciéndose eco de las necesidades que plantan el municipio y las instituciones".

Manifestó que "a los jueces no los podemos controlar, no sabemos quiénes son, no sabemos el nombre y apellido, no sabemos dónde están y no contienen ninguna de las decenas de presentaciones que envían los directores de Minoridad diariamente, expresando las preocupaciones que hay por menores en riesgo sobre las que necesitamos que los jueces tomen una decisión".

Remarcó que con el Consejo de Minoridad, "estableceremos una política de continuidad y escucharemos propuestas muy interesantes, que seguramente requerirán de un esfuerzo importante del municipio y de las instituciones que colaboren", enfatizó, al tiempo que añadió la importancia "del compromiso de la comunidad para solucionar un tema tan serio".

Pittelli puntualizó que no sólo se trata "de un problema de seguridad para el resto de la población, sino de contención y brindar las posibilidades a los pibes para que se inserten definitivamente en la educación, en el sistema productivo, para que puedan formar una familia, y no repliquen la historia de sus padres. Este es un compromiso, una tarea primordial del Estado".

- ¿Uno de esos proyectos puede ser la instauración de una comunidad terapéutica, según se anunció cuando era intendente Ariel Franetovich?

- Puede ser. Tenemos que ver cuál es la voluntad de asumir un rol que no involucre sólo una acción del municipio que signifique sólo una erogación presupuestaria, tiene que haber un compromiso de la comunidad.

Lo haremos, en tanto y en cuanto encontremos una comunidad receptiva.

Si creemos que el problema de la minoridad se resuelve sacándonos a los pibes de encima y enviándolos a un internado, estamos equivocados. Si creemos que se resuelve dejándolos solos con sus familias, también estamos equivocados.

Ahora, si la comunidad educativa los excluye, un Estado que no los atiende, una sociedad que los criminaliza y jueces que no acompañan un proceso integral de recuperación, no hay ninguna posibilidad de lograr el objetivo, por más que decidamos establecer un centro modelo. Hay que plantear una acción integral sobre la minoridad.

- ¿En qué se fundamental sus críticas a la Justicia?

- Necesitamos que los jueces escuchen nuestras recomendaciones acerca de situaciones muy puntuales, que a veces requieren soluciones diferentes a las que plantean.

A veces tenemos que tener a pibes aislados de la familia, mientras trabajamos sobre ella. A veces el Estado debe asumir la potestad sobre el pibe, e internarlo. A veces sostienen a chicos internados que podrían estar con la familia.

Descubrimos que hay una tarea que tiene que asumir la comunidad como propia en su conjunto.

Comentá la nota