La piscicultura también siente el impacto de la sequía, pero hubiera sido peor de no existir las obras hídricas

El productor ictícola especificó que merced a la falta de lluvias, la actividad está resentida en el establecimiento Isla Pé .
Distintos sectores productivos de la provincia de Formosa lo vienen sosteniendo desde que el drama de la sequía se desató en todo el país y la región. Las obras hídricas, con regulación y manejo de las aguas que el gobierno provincial ejecutó y ejecuta en la provincia, ha propiciado que no se registre una verdadera catástrofe productiva en Formosa, que lo alejó así del acuciante panorama imperante en gran parte del país.

El sector de la piscicultura, una actividad productiva incipiente en la provincia, también ha sentido el sacudón del problema climático causado por largos meses sin lluvias. Pero desde el sector, han subrayado coincidentemente con otros, que las obras hídricas realizadas en diferentes puntos de la provincia, han evitado lo peor y en algunos casos, han mantenido el nivel de producción.

César Melanio Murdoch, uno de los responsables de la finca Isla Pé, cerca de Clorinda, sobre la Ruta Nacional Nº 11, es quién habló sobre la cuestión.

“El tema climático nos afectó a todos. Nosotros tenemos una dependencia en un casi ciento por ciento de los regímenes de lluvias, lo que nos obligó a realizar un montón de innovaciones para seguir manteniendo el nivel de producción”, fueron sus primeras impresiones sobre la emergencia hídrica.

Añadió que “sin dudas que en muchas otras pisciculturas mermará la situación productiva porque no se presentan las condiciones adecuadas. Nosotros tenemos criadores situados cerca del riacho El Porteño, a quienes no les va a venir nada mal, porque las obras de infraestructura que el gobierno de la provincia realizó en tiempo y forma, les aseguran y garantizan la provisión de agua de manera suficiente”, remarcó.

Murdoch señaló asimismo que “nosotros pretendemos eso también para la gente situada cerca de nuestra piscicultura, porque por ejemplo, tenemos uno muy cerca y otro aproximadamente a un kilómetro. Estamos también buscando la forma en que también El Porteño, en una audacia que planteamos al gobierno, que lo tomó muy bien, se conecte con el riacho Negro, para darle posibilidades a unas 3.000 a 4.000 hectáreas de producción, sea ictícola, arroz y bien otros cultivos”.

Recomendó luego que “los formoseños tenemos que empezar a entender que este tipo de cosas, que en realidad no hizo que se sintiera la sequía en Formosa, ya que tuvimos muy pocas noticias que hayan habido mortandad de animales o haya desmejorado el tema pasturas, son las que realmente nos van a sacar de la emergencia y permitirá mantener y aumentar niveles productivos. Realmente el manejo que ha hecho la provincia por el tema del agua creo que superó la prueba en una etapa muy difícil muy eficientemente. Nuestros cultivos, que son los riegos, de piscicultura y el arroz, seguramente tendrán que buscar las innovaciones que necesitamos para que la provincia, a partir de las obras que se realizan, prosiga manteniendo este tipo de cosas, es decir, que si llueve o no, con las represas y el manejo con que contamos, nosotros tendremos que aprender a producir la misma cantidad”, expresó.

“Si llueve y si tenemos mejores condiciones, tal vez podremos llegar a concretar mejores logros, pero si nos castiga la naturaleza, con las obras que hay, tendríamos que buscar la forma de tratar de cumplir con nuestro cometido de que Formosa sea una provincia altamente productiva”, dijo en otro momento.

Dos piletones menos pero aumentan en zona de El Porteño

El productor ictícola especificó que merced a la falta de lluvias, la actividad está resentida en el establecimiento Isla Pé, pero al mismo tiempo, indicó que otras se mantienen con buenos márgenes productivos al estar situados cerca del riacho El Porteño cauce fluvial que también fue reactivado por el gobierno provincial con obras de regulación y manejo mediante compuertas y otros emprendimientos de ingeniería hídrica,

“Ahora tenemos dos piletones que no están operando. Hemos reciclado el agua y estamos esperando el régimen de lluvias y entendemos que en el mes de marzo se producirían. Es que cuando pasan ocho o nueve meses y no llueve en contínuo y con la evaporación que provoca el clima en esta época, es muy difícil establecer parámetros en el tema productivo”, afirmó.

Murdoch acotó que “nosotros tenemos piscicultura en la zona de Buena Vista, Misión Tacaaglé, El Espinillo, que están funcionando adecuadamente, lo que indica que por un lado tenemos casos de inconvenientes y por el otro, tenemos la certeza de que la producción ictícola en Formosa no declinará sino que aumentará”.

Formosa, referente obligada de la piscicultura

“Formosa se ha destacado en la piscicultura de una forma tal que somos la referencia en lo que hace a la Nación y en las distintas provincias. Permanentemente nos llaman a brindar charlas y lo hacemos gratuitamente, como una colaboración porque tenemos una común unión con el proyecto formoseño y lo estamos haciendo también por una provincia que a nosotros nos ha dado mucho y buscamos la forma en que establezcamos parámetros, hecho que se está registrando”, afirmó el productor cuando se lo consultó acerca de los requerimientos que tienen en referencia a cursos de capacitación, perfeccionamiento y actualización que recurrentemente están realizando junto a Gromenida y funcionarios del Ministerio de la Producción y de otras áreas de gobierno, como la Agencia de Desarrollo Empresarial.

“Cuando en el mundo se hablaba de colocar 10.000 peces por hectáreas, en Brasil se ponía 6.000, nosotros establecimos que en un clima como éste, con la riqueza que tienen nuestras aguas, con 2.000 ó 3.000 peces por Ha. era suficiente para asegurar una producción sana, y eso lo ha tomado Misiones, Corrientes, Salta, Tucumán, quienes tomaron datos de Formosa por los resultados alcanzado”, precisó.

Por último, dijo que “en esta época nosotros estamos haciendo reproducción y ya estamos cerca del millón de alevinos y lo que observamos en las distintas provincias que nos compran es que existe cierta reticencia en hacerlo por el tema de la sequía. En el Chaco, por ejemplo, no están encargando o retirando las mercaderías que han pedido porque tienen muchos problemas por la falta de agua. Ellos no tienen una red hídrica que les garantice mínimanente la recría y posibilidades ictícolas”.

Comentá la nota