Por la piratería, cierran dos tradicionales distribuidoras de videos: LK-TEL y Gativideo

Por la piratería, cierran dos tradicionales distribuidoras de videos: LK-TEL y Gativideo
Las copias ilegales mueven unos $ 673 millones, contra los $ 260 millones de las oficiales. Esto ocasionó también una caída del 38,2% en la cantidad de videoclubes en el país
El mercado de películas piratas en DVD le saca cada vez más cuerpos de ventaja a la industria legal. Un trabajo que acaba de terminar la Unión Argentina Contra la Piratería (Uacpi) muestra cómo el negocio trucho avanza a pasos agigantados, a tal punto que el relevamiento precisa que, durante 2008, se vendieron copias piratas por $ 673.112, mientras que en el mercado legal apenas se comercializó mercadería por $ 261.709.

Las previsiones para este año, en tanto, no son mucho más alentadoras.

En las compañías del sector estiman que las proporciones en cuanto a la participación sobre la comercialización legal e ilegal se debería mantener en 2009, aunque entienden que la crisis económica juega en favor de la mercadería que va por fuera de la ley, simplemente por una cuestión de costos. Mientras estas se venden a entre $ 10 y $ 15 en la calle, los productos oficiales no bajan de los $ 40.

"En tanto permanezca el riesgo de que exista la piratería, existirá el riesgo de que sigan desapareciendo las pocas distribuidoras que quedan", sentenció a El Cronista Aldo Fernández, presidente de AVH y de la Unión Argentina de Videoeditores (UAV), una de las entidades que integran la Uapci, junto a la Cámara Argentina de Exhibidores Multipantallas (CAEM), la Federación Argentina de Exhibidores Cinematográficos (Fadec), Distribuidores de Cine Argentina (DCA), la Cámara Argentina de Videoclubes (Cavic) y el Incaa.

La referencia de Fernández está directamente relacionada con el hecho de que durante los últimos dos meses desaparecieron las firmas Gativideo –que distribuía los productos de Disney, Fox y MGM– y LK-Tel, –que prestaba servicios a Sony– dos de las principales distribuidoras de películas del mercado hogareño local.

"De las cinco compañías que conformábamos a principios de año la UAV, hoy quedamos tres", comenta el directivo. Así, se mantienen en pie, además de AVH, SBP Worlwide y Transeuropa Video (que operan juntas) y Emerald.

Estas firmas en conjunto mueven cerca del 95% del mercado total, mientras que el resto se la dividen empresas más pequeñas y especializadas en determinados segmentos.

Todo un síntoma

En su trabajo, la Uapci también hace referencia al ingreso al país de DVD-R (que permiten grabar, entre otras cosas, películas), según la entidad todo un síntoma del avance de la piratería en el país.

En 2008, sostiene el relevamiento, ingresaron a la Argentina más de 116 millones de unidades vírgenes, un 19% más que lo registrado en 2007, y un 111% por encima de las cifras de 2006. Para este año se estima un nuevo avance, que rondará el 20%. La Uacpi cree que el 70% de esta mercadería termina formando parte de la piratería.

Los videoclubes también sufrieron estos efectos.

Uacpi dice que el mercado del video global, es decir el total de las unidades vendidas para alquiler y venta directa disminuyó un 9% en 2008 respecto de 2007. Y para este año se espera un movimiento similar.

El total de unidades vendidas para alquiler (a videoclubes) disminuyó un 27%. En los últimos dos años el alquiler de películas disminuyó un 50%.

Esto repercutió en el número de videoclubes, que pasó de los 874 del año pasado, a 765 en 2009.

Dentro de este contexto, la industria encara una serie de reuniones con autoridades nacionales y de diferentes distritos, con la intención de lograr algún tipo de reducción de impuestos.

Así, Fernández reconoció que las distribuidoras solicitarán una rebaja en el pago de esos tributos, tanto al gobierno nacional (en el caso del IVA), como a las autoridades de los diferentes distritos.

Comentá la nota