Piquetes contra vehículos de empresas petroleras

25 DE MAYO (ACA).- Desde la medianoche del miércoles, un grupo de desocupados y dueños de pequeñas empresas de servicio mantienen cortado el paso a vehículos de compañías petroleras por la ruta provincial 34, en la zona de 25 de Mayo, La Pampa. Los accesos a los yacimientos donde opera Petroquímica Comodoro Rivadavia y Petrobrás también fueron bloqueados y para hoy se espera una reunión con representantes de empresas, con el objetivo de descomprimir la situación.
Los manifestantes reclaman el cumplimiento del cupo del 80% de mano de obra local y de la apertura de la oficina municipal de empleo. Desde el municipio dijeron a este medio que están dispuestos a abrir ese espacio, pero no sabían si sería suficiente para desactivar la protesta.

Los piquetes impidieron además el desarrollo de la elección de delegados que el Sindicato de Petróleo y Gas privado de Río Negro y Neuquén iba a realizar en la empresa AESA, aunque la propia empresa le había comunicado al gremio el día 27, que rechazaba tal elección por entender que esa entidad no tiene jurisdicción en La Pampa.

A media tarde de ayer llegó al lugar el subsecretario de Trabajo, Marcelo Pedehontaá, quien mantuvo una amplia reunión con los piqueteros para interiorizarse del motivo de la medida y volvería a reunirse hoy con representantes de empresas productoras, para ver qué posibilidad de absorber mano de obra existe. Los piqueteros apuntan sus dardos principalmente a Petrobrás y Petroandina, que se resistirían a tener como proveedores a empresas locales, que son las que generan demanda de mano de obra.

Los manifestantes se apostaron poco antes de la medianoche del miércoles en la ruta 34 a la altura de la curva de 90 grados en el acceso a 25 de Mayo y en los accesos a las petroleras Petroquímica Comodoro Rivadavia y Petrobrás. Ayer, hasta las 10 de la mañana el corte fue total, pero desde esa hora se flexibilizó y sólo se impidió el paso de vehículos de empresas petroleras.

Por otra parte, desde el municipio se mostraron interesados en dialogar con el grupo. No obstante, el intendente David Bravo -que ayer estaba de viaje- y el vice, Nicanor Romero, aseguraron que había mucha gente de otras localidades, con quienes no estaban dispuestos a conversar. Bravo viajó ayer y al frente del Ejecutivo quedó Romero quien dijo a este medio: "A la oficina de empleo la vamos a abrir, pero ahí (en los piquetes) hay mucha de la gente que está no es de la localidad. Y yo estoy dispuesto a ponerme a disposición y a hacer todo lo que sea necesario por la gente de 25 de Mayo".

Al corte se sumaron propietarios de pequeñas empresas de servicio locales que, según dijeron, también se ven impedidos de trabajar ya que algunas productoras contratan a empresas que no son de La Pampa.

Comentá la nota