Piqueteros díscolos ganaron pulseada a caciques del GBA

Las organizaciones sociales que no están vinculadas con el Gobierno nacional como es el Frente Darío Santillán, la Corriente Clasista Combativa, el MTD de Aníbal Verón, y Barrios de Pie, entre otros, ganaron la primera pulseada a los poderosos intendentes peronistas del Conurbano bonaerenses.
Es que los piqueteros díscolos amenazaron con un estallido social que comenzaría en Capital Federal, pero se extendería en todo el Gran Buenos Aires.

Las diferencias entre los intendentes y las organizaciones sociales, que son cada vez más notable, no son nueva. Pero desde el anuncio del Gobierno del programa Argentina Trabaja, que crea cooperativas de desocupados en el territorio bonaerense, desató la irá de los que quedaron afuera.

La insistencia de las organizaciones sociales para ser parte del programa, produjo un corte durante más de 24 horas en la Nueve de Julio con acampamento incluido.

Los piqueteros le reclamaron a la hermana de Néstor Kirchner, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, que corriera de los planes a los intendentes del Conurbano, luego de descubrirse manejos clientelares en los distritos.

Por la resistencia, en Olivos decidieron que dichas agrupaciones sean tenidas en cuenta en el reparto de las cooperativas, y que los jefes comunales del GBA no tengan el manejo total del programa.

Pero rápidamente Kirchner pidió que el polémico Luis D’ Elía sea el encargado de agrupar a los movimientos sociales díscolos para frenar la ola de violencia y convencerlos para que se incorporen a la estrategia del Gobierno, algo difícil si se tiene en cuenta que no comulgan con el PJ ortodoxo.

Comentá la nota