Piqueteros coordinan reclamos y acciones

Demandan tanto a la Provincia como al municipio capitalino / Piden viviendas, planes sociales y alimentos / Preparan protestas callejeras para el verano / Dicen no estar cerca de ninguna agrupación política o gestión / Crearon una mesa de enlace.
Pronostican un verano caliente en Córdoba. Grupos piqueteros de distintas extracciones sociales y políticas decidieron conformar una coordinadora para llevar adelante protestas contra el Gobierno provincial y al municipio capitalino.

En noviembre pasado, fue lanzada la Mesa Coordinadora de Grupos Sociales Vulnerados, en un intento por unir fuerzas para reclamar contra el poder provincial y municipal.

Los principales reclamos que alientan esta coordinadora son: viviendas, tierras, inseguridad, planes sociales, salud y trabajo.

Estas organizaciones sociales, habitualmente denominadas piqueteras, tienen inserción en los barrios más carecientes de la ciudad de Córdoba.

Aunque en este caso, en esta coordinadora también participan integrantes de la clase media, cuyo principal reclamo es de viviendas.

Se trata de los aspirantes al plan Hogar Clase Media, que desde hace más de tres años vienen luchando por conseguir la casa propia.

Esta organización tuvo su primera aparición durante el último año de la gestión del gobernador José Manuel de la Sota, cuando impulsaron ruidosas protestas en actos que el entonces mandatario provincial encabezó en la ciudad de Córdoba, como las reinaguraciones del Teatro Real o el Palacio Ferreyra, entre otras ceremonias oficiales.

Precisamente, Martín D’Ottavio es uno de los referentes de los beneficiarios del plan Hogar Clase Media y ahora uno de los principales fogoneros de la creación de esta mesa coordinadora para organizar y agrupar los reclamos contra el Gobierno provincial y la Municipalidad de Córdoba.

"La situación social en Córdoba se está complicando, más allá que no lo admitan desde la Provincia o el municipio. El objetivo de crear esta coordinadora es unir fuerza para hacer sentir nuestros reclamos", afirmó D’Ottavio.

El dirigente argumentó que existe un "indudable autismo" de parte de la Provincia y el municipio capitalino por no atender los reclamos de distintos grupos sociales. "No queremos pelearnos pobres contra pobres. Exigimos al poder de turno atender nuestros reclamos y acercamos soluciones. Caso contrario, nos van a tener en las calles reclamando por nuestra necesidades", afirmó el dirigente de Hogar Clase Media.

Inseguridad. Viviendas sociales es uno de los reclamos. Pero, también existe en la ciudad de Córdoba un problema en crecimiento como la disputa por conseguir tierras.

En distintos barrios de las periferias existen sectores de la Capital, especialmente en la zona sur, que han sido ocupados por distintas organizaciones sociales que ahora reclaman la propiedad de esos terrenos.

Más allá de las viviendas y de la propiedad de terrenos, las otras necesidad más acuciantes que resalta esta coordinadora es asistencia social (alimentos, remedios y salud), trabajo "genuino" y el creciente problema de la inseguridad.

"La inseguridad no es una problemática sólo de los sectores más pudientes. En los barrios más empobrecidos mucha gente tiene dificultades para salir a trabajar o cuando vuelven a sus hogares. La inseguridad no es un problema de una clase social, es de todos. Es más, me animo a decir que los sectores populares somos los que más padecemos este problema", señala D’Ottavio.

Según la mayoría de los dirigentes consultados por este diario se encargaron de destacar que esta nueva coordinadora no existe "intencionalidad política" en sus reclamos. "No tenemos ninguna intencionalidad de participar de la política partidaria. Nuestros reclamos tienen que ver con las necesidades de los sectores más castigados de la sociedad. El Estado debe atender estos reclamos y por eso vamos a impulsar un plan de protesta para hacernos oír, más allá de la sordera del poder de turno", reseñó Andrés Mahorena de la Coordinadora de Unidad Barrial (Los Cubas).

Mahorena resaltó que las organizaciones que integran esta coordinadora no son "oficialistas" y que esto complica las posibilidades de conseguir soluciones por parte del Estado o el municipio. "Ser oficialista, tanto a nivel nacional, provincial o municipal, facilita la posibilidad de conseguir soluciones. Pero nosotros nos oponemos a este mecanismo perverso de clientelismo político. No bajamos las banderas de hacer oír los reclamos y que el Estado brinde soluciones concretas y duraderas para nuestra problemáticas".

Por su parte, Mauricio Arévalo de la misma organización, de Estación Flores, pronosticó un verano de reclamo sociales. "Vamos a protestar frente los hipermercados más grandes, que reciben demasiados beneficios del Estado y deben devolver algo al pueblo. Hemos ido al Ministerio de Desarrollo Social, pero la Provincia sólo atiende a las organizaciones que le son afines políticamente. Nosotros no apoyamos a ningún poder, sólo reclamamos por los derechos de los más necesitados", afirmó Arévalo.

Algunas de estas organizaciones participaron de las protestas contra el aumento del boleto urbano.

Agenda. La coordinadora de Grupos Sociales Vulnerados se reúne todos los martes en la Casa de los Trabajadores. En el próximo encuentro tienen previsto delinear un plan de lucha que comenzará en la primera semana de febrero.

El tema de debate será la modalidad. Algunas organizaciones impulsan el corte de rutas, como una manera de llamar la atención.

Otras agrupaciones alientan los piquetes frente a los hipermercados reclamando alimentos.

Todos coinciden en una consigna: tratar de no molestar a la sociedad, pero hacerse notar para que los reclamos lleguen a las autoridades de turno.

No sólo carecientes

En la flamante coordinadora de piqueteros se da la novedad de que hay sectores de clase media que se sumaron al reclamo. Y agregaron nuevas demandas, como la de la inseguridad.

Comentá la nota