Piqueteros de Castells protestaron en el centro

Las protestas sociales volvieron ayer a instalarse en la ciudad. Referentes del Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD), que lidera Raúl Castells, protagonizaron una marcha por el centro, que quedó prácticamente sitiado. El pedido por viviendas y trabajo fue el leit motiv de la queja que congregó gran cantidad de gente.
La zona de Santa Fe al 1100 se convirtió en un pandemonio cuando los piqueteros se apostaron frente a la Dirección Provincial de Vivienda y Urbanismo (DPVyU). Fue allí donde volvieron a poner el grito en el cielo a la hora de solicitar la inclusión en alguno de los programas que deben implementarse en la ciudad.

La problemática del déficit habitacional es un tema pendientes que afecta a muchos rosarinos. En este sentido, las personas alentadas por Castells, el líder piquetero que desde hace tiempo se instaló en Rosario, forman parte de los grupos vulnerables que necesitan dejar de vivir en sitios sumamente precarios.

De todos modos, el corte motivó varios cuestionamientos. La esquina de Santa Fe y Sarmiento permaneció interrumpida justo en un momento cargado de tránsito. Una mujer expresó su bronca debido a que los colectivos no pasaban por allí. Juana, necesitaba tomar con urgencia el 115 y esperó en vano. "Siempre me pasa lo mismo", sostuvo la sexagenaria quien, coincidentemente, había tenido el mismo problema en una marcha anterior.

Mientras tanto, el grupo de manifestantes siguió su rumbo hacia otras dependencias del estado, tanto nacionales como provinciales.

Una de las militantes dijo que otras organizaciones sociales recibieron planes de trabajo y remarcó una "diferencia" con la agrupación de Castells.

Angélica expresó a La Capital que los funcionarios "se tiran la pelota" y no responden a los requerimientos.

La jornada estuvo nuevamente cargada por la efervescencia tanto de los piqueteros como del resto de la gente.

Comentá la nota