Piqueteros atacaron la sede de Desarrollo Social: Bogado dice que es apriete por el control de becas

En la mañana de ayer organizaciones piqueteras que participan del acampe de protesta en la Plaza 25 de Mayo atacaron la sede del Ministerio de Desarrollo Social ubicada en la calle Frondizi, arrojando huevos y amagando con quemar cubiertas en el acceso al lugar, provocando desorden y temor en los vecinos de la zona. "Fue un apriete buscando que detengamos el proceso que iniciamos para darle transparencia a la adjudicación y pago de becas", dijo la ministra del área, Beatriz Bogado.

Tras el incidente, que no dio lugar a respuesta policial alguna ni a detenciones, Bogado y el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, dieron una conferencia de prensa en la que repudiaron los hechos y advirtieron que la revisión de las 13.000 becas que paga el Estado provincial cada mes "no se detendrá ni dará un solo paso atrás".

Por el contrario, Bogado le dijo a NORTE que los asesores legales ya comenzaron a trabajar en la presentación judicial que se hará hoy ante la justicia penal, solicitando que se investigue lo ocurrido y se determine quiénes fueron responsables de los incidentes. "Vamos a aportar fotos y videos para facilitar la labor del fiscal de turno", dijo la funcionaria.

Becarios son rehenes

Bogado no dudó en relacionar la agresión al censo de becarios que inició su ministerio. "El Estado no puede desentenderse de determinar quiénes cobran las becas y si reúnen los requisitos para percibirlas. Porque además, quien esté cobrando una beca indebidamente, le está quitando esa posibilidad a otra persona que necesita el beneficio y lo merece", indicó.

Pedrini, en tanto, cuestionó la metodología violenta elegida por los movimientos piqueteros, y los acusó de "pretender crear un Estado dentro del Estado", además de señalar que "quieren seguir manejando a los becarios como rehenes".

La titular de Desarrollo Social dijo que el ataque "no tuvo contemplaciones con nadie, porque se agredió a personal del ministerio, pero también a vecinos de la zona y a personas que hacían trámites y consultas en nuestras oficinas".

"No nos van a hacer retroceder, la decisión de transparentar el sistema de becas está y ningún apriete logrará que demos marcha atrás", subrayó la ministra, que marcó el contrasentido de que "a este tipo de movimientos el gobierno los ha estado asistiendo con mercadería para copeos y comedores, becas que se están pagando, jornalizados y con la construcción de sus propias viviendas".

"Vamos a recuperar el control de las becas, para que no haya rehenes de ciertos dirigentes y para que los beneficios lleguen a quienes los necesitan y los merecen. Lamentablemente hay algunos sectores para los que la transparencia parece no convenirles. Nosotros no vamos a perder la oportunidad de consolidar redes sociales auténticamente solidarias, honestas y que luchen de verdad por la dignidad y la paz social", agregó.

Comentá la nota