Los piqueteros anti K cortaron otra vez la avenida 9 de Julio

Los piqueteros anti K cortaron otra vez la avenida 9 de Julio
Denunciaron que los intendentes del GBA no los incluyen en ese programa social.
Los movimientos sociales y partidos de izquierda empezaron el 2010 con un anticipo de lo que será, si no se solucionan algunos de sus pedidos, una costumbre todo el año: cortes en rutas y avenidas centrales de la Capital y provincia de Buenos Aires, marchas, protestas y posibles nuevos acampes frente al ministerio de Desarrollo social que encabeza Alicia Kirchner.

Además, amenazan con coordinar una protesta nacional de todo el arco de izquierda para hacer piquetes a lo largo y ancho de las avenidas del país.

La marcha de ayer -que incluyó cortes por la mañana en Ruta 3 a la altura de la Matanza, en La Plata y en avenida 9 de julio y Mayo- fue integrada por cerca de diez mil personas y se realizó de manera conjunta entre los brazos sociales de los principales partidos políticos de izquierda.

La CCC (Corriente Clasista Combativa), que representa al maoísta PCR; el MST Teresa Vive en nombre del Movimiento de Trabajadores Socialistas que encabeza Vilma Ripoll; el Polo Obrero, cara social del Partido Obrero, encabezado hasta las elecciones pasadas por Néstor Pitrola, hoy liderado por Guillermo Kane; y Barrios de Pie hoy crítico del Gobierno con Humberto Tumini y Jorge Ceballos, cercanos al diputado Martín Sabbatella desde fines de 2008.

En Capital, los cortes comenzaron pasadas las 12.30, cuando la temperatura rozaba los 30 grados. Frente al ministerio de Desarrollo Social que encabeza la hermana del ex presidente Néstor Kirchner, se hizo entrega de un petitorio para lograr las inscripciones al plan oficial de empleo.

Luego de manifestarse más de una hora, todos marcharon por avenida de Mayo hasta la casa de gobierno porteño, donde pidieron trabajo "como monotributista o como cooperativa, que Mauricio Macri eliga". Un secretario del jefe de gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, prometió, luego de pedir la dispersión de la marcha y ante la negativa de los manifestantes, una reunión con el funcionario macrista el 3 de febrero.

A partir de ahí, los bombos sonaron hasta las 17 horas, cuando los camiones y colectivos comenzaron la retirada con promesas de volver ante un eventual incumplimiento por parte del macrismo (Ver recuadro)

Desde el 14 de agosto de 2009, día en que Cristina Kirchner anunció el plan Argentina Trabaja, la izquierda opositora desconfió y denunció que los punteros de los intendentes, llamados "Barones" del Conurbano, manejarían a dedo los puestos a repartir. Y según contaron a Clarín algunos dirigentes sociales, así los están repartiendo.

Claudia Martínez, del MST Capital, contó que "en Matanza, no se le dio la formación a los inscriptos para empezar a trabajar, e inclusive se cortó la inscripción", dijo. Y criticó a "Macri por no emplear como monotributista o como cooperativa a los desempleados". El jefe de Gobierno no dispone de fondos del plan Argentina Trabaja, que es nacional, pero, según Martínez "Macri no pide los fondos porque quiere que el Gobierno fracase en Capital".

Emilce Díaz, del PO, dijo a Clarín que "nuestro objetivo para 2010 es evitar los despidos, y estamos preparados para mantener luchas en todo el país junto a otras agrupaciones". También, sostuvo que "hay un caldo de cultivo se un nuevo sindicalismo obrero en muchas multinacionales, porque Kraft marcó un antes y un después. Y Juan Carlos Alderte de la CCC dijo que, además,"haremos una presentación en la Justicia para denunciar que hay una discriminación política del gobierno contra las organizaciones que no respondemos al kirchnerismo".

Comentá la nota