Piquete de transportistas

Las rutas nacionales 34, 9 y 157 y la provincial 303 fueron el testimonio del profundo malestar que reina en los transportistas de cargas con los empresarios agropecuarios. Eso fue notable ante el corte de ruta que realizaron desde la Asociación de Transportistas de Cargas de Tucumán (ATCT) en reclamo por los precios de los fletes acordados oportunamente.
Ante la falta de solución a un viejo planteo, los transportistas resolvieron impedir el paso de los camiones cargados con soja por estos caminos, lo que generó una importante cantidad de vehículos de gran porte estacionados a la vera de la ruta. Varios trabajadores del sector autoconvocados que participaron de las protestas, señalaron que en la actualidad se les abona hasta un 50 por ciento menos del valor real establecido para transportar soja a los puertos.

Los manifestantes se concentraron a las 10.00 de ayer y advirtieron que las medidas se sostendrán hasta el viernes, con la posibilidad de extenderlas en caso de no obtener respuestas. El punto de mayor conflicto se dio en la localidad de Pozo Hondo, sobre la ruta nacional 34. Allí es donde se generó una gran hilera de camiones que fueron sorprendidos con sus respectivas cargas.

Otro de los reclamos que formularon fue el exhaustivo control del peso de las cargas, con lo que -entendieron- se lograría regularizar los precios. Señalaron que muchos camiones trasladan granos con peso excedido con el único objetivo de abaratar costos en perjuicio del mismo sector.

Los manifestantes advirtieron que hoy intensificarás las protestas y que mantienen firme su postura de no dejar atravesar el piquete a ningún vehículo que traslade granos. Se mostraron dispuestos a retornar con las medidas la semana próxima en caso que no logren una solución. Anticiparon la posibilidad de ampliar los puntos de protesta.

Comentá la nota