Piparo impugna el candidato de Vidal para la Corte bonaerense

Piparo impugna el candidato de Vidal para la Corte bonaerense

La Gobernadora había elegido a Sergio Torres, pero una asociación vinculada a la diputada lo veta por "garantista".

María Eugenia Vidal eligió al juez federal Sergio Torres para ocupar la vacante en Suprema Corte. El gobierno publicó hoy en los diarios un edicto con los antecedentes del magistrado y ahora se abre un período de 15 días para presentar impugnaciones.

Lo curioso es que la primera impugnación ya llegó y desde las entrañas de Cambiemos. La asociación civil ‘Usina de Justicia' que trabaja por los derechos de los familiares de las víctimas de homicidio impugnó a Torres a quien considera "garantista".

Una de las caras visibles de esa asociación es la diputada provincial Carolina Piparo, quien llegó a la Legislatura en 2017 elegida por la propia Gobernadora.

Según la agencia DIB, ‘Usina de Justicia' presentó un escrito dirigido al ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari con fuertes críticas al juez elegido por Vidal.

Mahiques pasó a Casación Penal y pone en duda su candidatura a la Corte bonaerense

En la carta, la entidad dirigida por la filósofa Diana Cohen Agrest califica a Torres como "discípulo" del ex juez de la Corte Suprema de la Nación, Eugenio Zaffaroni, a quien se acusa de "implantar una doctrina abolicionista" en el sistema penal argentino.

"No podemos callar nuestra oposición a dicho nombramiento, el que estimamos como un enorme retroceso en la lucha que hace años hemos emprendido", indica la misiva.

Torres llega para cubrir la vacante que dejó el juez Juan Carlos Hitters. Si su nombramiento es aprobado por el Senado, el tribunal volverá a contar con siete miembros. El pliego de Torres será tratado por el Senado apenas se cumpla el plazo estipulado para las impugnaciones.

Vidal deja para después de la elección las designaciones en la Suprema Corte

Se sabe que Torres es especialista en derecho penal, un área a la que no se dedica ninguno de los otros miembros de la Suprema Corte bonaerense.

De perfil bajo, el magistrado se ganó el respeto de Vidal durante la triple fuga de General Rodríguez, aquel escape de los hermanos Lanatta que tuvo en vilo a la Gobernadora durante sus primeros días de gestión.

Por esos días, Vidal desconfiaba de La Bonaerense, del Servicio Penitenciario y de la Procuración. Por eso el gobierno realizó una denuncia a través del ministerio de Seguridad de Nación para que se investigue la fuga.

El caso cayó en el juzgado federal de Torres, quien le dio celeridad a la investigación y terminó incluso presionando al fuero provincial. Vidal siempre agradeció el gesto y desde entonces, vía Cristian Ritondo, mantiene un excelente vínculo con el magistrado.

Coment� la nota