Pino: "Hay confianza hacia nosotros"

El candidato de Proyecto Sur explicó así su avance en las encuestas; añadió que encontró "gente dispuesta" a escuchar sus propuestas; un estudio publicado por LA NACION lo muestra disputando el segundo lugar con Prat-Gay
Pino Solanas dice estar "cansado pero contento". Los motivos de su alegría son evidentes: las encuestas lo muestran afianzado en el tercer lugar en la pelea por las bancas en la Cámara de Diputados en la capital y en condiciones de pelearle el segundo puesto a Alfonso Prat-Gay.

A la hora de buscar explicaciones para su marcado avance en los pronósticos, Solanas no duda. "Hemos venido encontrando una ciudadanía muy dispuesta a escuchar nuestras propuestas y notamos que hay confianza hacia nosotros", evaluó en declaraciones a radio 10.

En el mismo sentido, añadió: "Hemos hecho una campaña sin recursos, muy sincera y muy argumentada que no eludió los grandes temas del país". Enseguida, enumeró los ejes de su discurso proselitista: "Hemos hablado de la reconstrucción energética, de los ferrocarriles y las industrias básicas, de la contaminación y de la reparación histórica a la juventud".

Ultimos números. Justamente los jóvenes son una de las bases sobre las que se afianza el firme tercer lugar de Solanas en las encuestas. Según el estudio que publica hoy LA NACION, el cineasta logra el 17,7 por ciento de los votos, menos de un punto y medio por detrás de Prat-Gayy, que acumula el 18,1 de intención de voto.

Los números no sólo allanan el camino del candidato de Proyecto Sur hacia una banca en Diputados. A la vez, complican la situación de Elisa Carrió que, si se dieran esos resultados, vería complicado su ingreso en la Cámara baja.

Además, la encuesta muestra que Gabriela Michetti se afianza en el primer lugar con el 33,9 por ciento de intención de votos. Otro dato clave es el estancamiento del representante de la Casa Rosada en la contienda porteña. Carlos Heller aparece cuarto, casi ocho puntos por detrás de Solanas con el 10,2%.

"Nos decían que la gente no estaba dispuesta a escuchar cosas argumentadas pero la tendencia ha sido la contraria", concluyó Solanas.

Comentá la nota