Sin Pino, la centroizquierda lleva reclamos sociales al Gobierno

Sin Fernando "Pino" Solanas, de viaje por España y ausente con aviso en la convocatoria al diálogo, los referentes de la centroizquierda le plantearán este miércoles al ministro del Interior, Florencio Randazzo, la necesidad de implementar de manera "inmediata" un conjunto de medidas en el plano social.
Estarán Martín Sabbatella, Claudio Lozano y Eduardo Macaluse, entre otros, con la marcada ausencia del líder de Proyecto Sur, fortalecido por su segundo puesto en los comicios de la Capital. Después de las idas y venidas en cuanto a la fecha de la reunión --Randazzo iba a recibir a este espacio en la primera semana y los radicales forzaron un cambio-- y de la propia postura de Solanas --amagó con no participar si se trataba sólo la reforma política--, Pino se ocupó de avisar que en noviembre se había comprometido a dictar un seminario sobre realización cinematográfica, esta semana, en la Universidad Menéndez Pelayo, de Santander.

"Es todo bastante improvisado y, por el momento, la reunión se mantiene", contó uno de los referentes del espacio que reúne a diferentes sectores con un trabajo en común en el Congreso y una alianza en las últimas elecciones. Esta tarde habrá una reunión para terminar de definir la estrategia, perfilada en tres pedidos prioritarios: la prohibición de despidos sin causa mientras dure la emergencia laboral, la asignación universal por hijo y la recomposición de los haberes jubilatorios. A su vez, como reclamos de fondo, pedirán liberar 5.000 millones de dólares de reservas para generar un "shock de inversiones" con eje en el transporte, energía y desarrollo industrial. Y acercarán propuestas sobre superpoderes, libertad sindical, "democratización" de la ANSeS y autonomía del INDEC.

Comentá la nota