Pinky podría presidir Diputados hasta marzo si no acuerdan las comisiones

Pinky podría presidir Diputados hasta marzo si no acuerdan las comisiones
Es la alternativa más firme que estudia la oposición para obligar al oficialismo a negociar.
Es un hito más de mi carrera". Lo dice Lidia Satragno, más conocida por su nombre artístico, Pinky, tras confesar que leyó del derecho y del revés el reglamento de la Cámara baja, para ejercer pasado mañana como presidenta provisional de una sesión preparatoria que promete chispazos y convulsiones.

Pinky es una de los dos radicales del bloque PRO y manejará por mero protocolo la apertura de la sesión en la que jurarán los nuevos diputados y se renovarán autoridades: con bien llevados 74, es la "decana" del cuerpo. Lo que queda al margen de toda formalidad es que los bloques opositores están dispuestos a imponer su mayoría para que conduzca la sesión hasta el final -el "decano" convoca a votar un presidente provisional- e incluso piensan en mantenerla en el cargo si el kirchnerismo consigue trabarle la estrategia para el control de las comisiones. De ser así, la "señora televisión" (le cuentan más de 30 mil horas en pantalla) permanecería en el tercer escalón de la sucesión presidencial hasta marzo, cuando arranquen las sesiones de 2010, y tendría un papel central en el reparto final de los espacios en los órganos que deciden los trámites legislativos.

En el arco anti K no hay consenso para desplazar de la presidencia permanente al oficialismo, que promueve la reelección del jujeño Eduardo Fellner. Pero tampoco hay voluntad de concedérsela hasta tanto no se llegue a un acuerdo para votarla en un paquete que incorpore el reconocimiento del resto de las autoridades y el 60% de las comisiones -presidencias e integrantes- para la oposición.

Mientras, Pinky ya saborea su nuevo cuarto de hora de protagonismo, como en los inicios de Canal 7. Y prepara el mensaje que pronunciará en el momento de izar la bandera, así como el saludo que le transmitirá a la Presidenta, que -tal como comenta la conductora con ironía- "vendrá invitada por uno de los diputados electos", en alusión a Néstor Kirchner. El ex presidente es uno de los 127 diputados a los que Pinky deberá tomarles juramento.

"Dicen que van a llenar los palcos con los de La Cámpora para hacer escándalo cuando tratemos de votar las comisiones. Pero yo sé como pararlos", advierte la frustrada intendenta de La Matanza sobre la agrupación que responde al hijo de los Kirchner, Máximo. Y recuerda que les hizo frente la madrugada en que se debatían las retenciones. "Me regiré por la razón y el reglamento", promete Pinky sobre su accionar al frente de la Cámara.

Comentá la nota