Pinky pidió informes al gobierno sobre Botnia

Reclamó conocer los resultados del seguimiento realizado por las autoridades argentinas en torno a la polémica pastera instalada en la vecina orilla y en caso de que existieron estudios, cuáles fueron los resultados.
La diputada nacional Lidia "Pinky" Satragno presentó un pedido de informes para que el Poder Ejecutivo haga saber cuál es el estado actual del medio ambiente en la zona de influencia de la pastera Botnia, en la orilla oriental del Río Uruguay.

La diputada pide respuestas en torno a si se realizaron estudios de impacto ambiental relacionados con la planta pastera. En caso de ser positiva la respuesta, quiere saber si fue la Universidad de Buenos Aires la encargada de realizarlos, cuáles fueron los resultados y por qué se mantienen en forma confidencial.

Por último, de existir esos estudios, solicitó que se remitan a la Comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano, de la que ella forma parte.

"Hasta ahora, sólo se conocieron los estudios preliminares realizados por consultoras contratadas por la propia compañía finlandesa y por los organismos internacionales de crédito que financiaron la planta. Todos arrojaron conclusiones favorables a la pastera", expresó.

"Es de conocimiento público que la Universidad de Buenos Aires realizó el monitoreo de la zona de Gualeguaychú, previo al funcionamiento de las planta de celulosa, con el fin de establecer la línea de base con la que se compararán las variaciones en el ambiente. También se sabe que actualmente se sigue ese monitoreo del que no se da cuenta por un acuerdo de confidencialidad. Estando en juego la salud de nuestra población, de qué confidencialidad me hablan", consignó.

Otra papelera en Uruguay

Con el conflicto por Botnia pendiente de resolución en los Tribunales de La Haya y con nuevas acusaciones de parte del gobierno uruguayo, los empresarios sueco finlandeses de Stora Enso y chilenos de Arauco confirmaron que invertirán 2000 millones de dólares para la creación de una nueva planta de celulosa en el país vecino, cuyas obras podrían comenzar en tan sólo diez días.

Los empresarios se reunieron el jueves pasado con autoridades del gobierno del Uruguay, a quienes habrían confirmado, según consigna el portal Últimas noticias, que la inversión tendrá un "alto impacto", "generará 3.000 nuevos puestos de empleo" y significará un crecimiento del 2% del Producto Broto Interno (PBI).

Aunque aún no se confirmó la locación de la nueva planta, portavoces de la empresa multinacional indicaron que se están haciendo estudios en función de la riqueza que pueda ofrecer la locación.

Vale destacar que la empresa dispone de 250.000 hectáreas en Uruguay y es el principal propietario de tierras forestadas del país. Según se informó, la multinacional posee tiene terrenos tanto junto al río Uruguay como en Conchillas, la costa atlántica y el río Negro.

La noticia se difunde luego que el gobierno de Uruguay acusara a la Argentina de falsear pruebas y datos en el litigio que se lleva adelante por la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos, lo que provocó el inmediato rechazo de la cancillería argentina, publicó Crítica Digital.

Comentá la nota