Piñera llegó a ser el millonario más poderoso de América latina

El chileno es el único líder regional en la lista que integran Michael Bloomberg y Silvio Berlusconi.
La vida le sonríe a Sebastián Piñera, el hombre que acusa 2 mil millones de dólares en su cuenta bancaria. No sólo es el flamante presidente electo de Chile, sino que también se ubicó en el puesto 15 de la última lista de los millonarios más poderosos del mundo que ayer difundió Forbes, convirtiéndose en el primer latinoamericano del ranking que reúne a las personalidades con más influencia y riqueza del planeta.

En esta oportunidad, el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, es el dirigente más influyente según la revista, seguido por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Piñera posee mil millones de dólares, según Forbes, aunque el chileno aseguró en el último debate presidencial que su fortuna duplicaba esa cifra. Además, luego de alzarse con el triunfo el 17 de enero, las acciones de su sociedad de inversión Axxion subieron el 100%, impulsadas por el anuncio de que serían vendidas antes de que Piñera asumiera el mando en el Palacio de la Moneda.

Sin embargo, el líder de la derecha chilena dijo el jueves que su sueldo como primer mandatario no le alcanzará para abonar todos los compromisos financieros adquiridos durante su campaña ni cubrir los gastos que representa su estilo de vida. "Tengo compromisos como pagar los préstamos con los que financié mi campaña presidencial, los gastos de fundaciones como Futuro, Mujer, Emprende, Tantauco. Todo eso requiere muchos recursos, hay muchos proyectos y el sueldo de presidente no alcanza para eso", se lamentó Piñera.

Según datos de la Presidencia, el empresario recibirá una remuneración mensual bruta de 14.363 dólares. Pero este sueldo que percibirá el nuevo mandatario no incluye los gastos reservados, otra abultada suma de dinero para gastos que no son públicos. El hombre más poderoso de Chile reconoció que tendrá una "cierta cantidad de recursos" para sus "necesidades personales y compromisos".

Según Forbes, Piñera se valió de la figura de fideicomisos, gestionados por administradores anónimos desconocidos por el propietario mientras ejerce su carrera política, para evitar que se le atribuyeran posibles conflictos de intereses.

El empresario tiene en su patrimonio la aerolínea LAN, una de las más importantes de la región, la cadena Chilevisión y el club de fútbol Colo-Colo. Durante la campaña, Piñera había prometido desprenderse de su participación en la compañía aérea si resultaba ganador en los comicios, lo que fue cuestionado por la Concertación, que lo retó a vender sus acciones antes de la segunda vuelta y lo tildó de especulador. El líder de la derecha se enfureció ante las críticas y acusó a Eduardo Frei de encabezar una "campaña sucia". Si se concreta la venta de todas sus participaciones en LAN, el futuro presidente recibiría entre 1.500 y 1.600 millones de dólares.

El empresario también fue atacado por su vinculación con la quiebra del Banco de Talca en 1980. Entonces, Piñera era gerente de la entidad y estuvo prófugo de la Justicia durante varios días, en el marco de una causa en la que lo absolvieron y condenaron a otros directivos por desviar créditos a compañías fantasmas.

Comentá la nota