Pincha pero le cuesta cortar...

Pincha pero le cuesta cortar...
ESTUDIANTES 0 - ROSARIO CENTRAL 0: Estudiantes volvió a sufrir su falta de contundencia. Como en la Copa, aunque esta vez sin un salvador.
Resultó casi una secuencia fotográfica del partido del miércoles, ante el Sporting Cristal. Las imágenes mostraron a un Estudiantes dispuesto a dar la vida por una victoria, yendo incesantemente, arriesgando, buscando de principio a fin los tres puntos. Pinchando por acá y por allá, pero sin filo para cortar. Esta vez ni con el ingreso de Ramón Lentini, el juvenil héroe que salvó las papas -y posibilitó la clasificación a la fase de grupos- contra los peruanos en la Copa Libertadores, Estudiantes logró abrir esa cerradura inexpugnable llamada arco contrario.

Y eso que apenas 15 minutos, los primeros del partido, fueron los que demoró al equipo de Astrada en tomarle la mano al desarrollo. Luego de aquel cuarto de hora, en el que Central amagó a imponer ese pentágono que Alfaro plantó en el medio -con la idea de que Franzoia desbordara por derecha para que Choy apareciera sorpresivamente por el medio, mientras Caraglio se llevaba la marca-, el Pincha se adueñó de las acciones, de las intenciones aunque no de las emociones. Si bien tuvo algunas jugadas de gol, incluso un penal no sancionado por Maglio contra Boselli (agarrón de Pablo Alvarez), no logró generar situaciones de ésas claritas que hicieran revolcar de palo a palo al arquero. Pero las tuvo. Un par de la Gata Fernández, otro tanto de Boselli, un tiro libre de Verón que cerró justito Ribonetto.

La impresión que daba el partido era que se jugaba de un solo lado, porque mientras uno iba e iba, el otro cada vez esperaba y se agrupaba más. Y mejor, vale la pena reconocerlo. Porque Central se fue conforme con este punto que suma más que uno con la derrota en paralelo de Racing contra Lanús, y entre sus méritos está haber dejado seco de iras a su rival, que en la parte final del partido llenó la parrilla con todo lo que tenía a mano. Y ahí radicó la gran diferencia con la secuencia fotográfica del partido del miércoles ante el Cristal. Esta vez, la última foto, no fue gol.

Comentá la nota