Piñas e insultos en el Concejo Deliberante

Dos concejales con cuentas pendientes se abofetearon en los pasillos de acceso al recinto cuando se trataba el Presupuesto para 2009. Hubo también un clima caldeado en la barra con abucheos e insultos.
En una acalorada sesión, el Concejo Deliberante de Berazategui trató el viernes pasado el presupuesto 2009 para el distrito. En el recinto pasó de todo: hubo trompadas, gritos e insultos.

Los disturbios comenzaron en un cuarto intermedio cuando dos concejales se enfrentaron a golpes de puño en los pasillos del concejo; Jorge Córdoba del Frente Para la Victoria y Luis Terminillo del bloque Causa Peronista (que responde al intendente Juan José Mussi) se cruzaron primeron entre murmullos, después con gritos y acusaciones, para terminar a los manotazos limpios.

Sus diferencias en torno al presupuesto generaron hostilidades, pero la reyerta no respondería únicamente a la ordenanza madre, ya que ambos arrastrarían cuentas pendientes por un reciente distanciamiento político. Es que hasta hace menos de veinte días ambos convivian en el mismo bloque: el de los kirchnersitas que en el distrito son opositores a Mussi. Sin embargo, Terminillo decidió repentinamente dar el salto y jugar en las filas del jefe comunal y pasar a ser parte de la bancada oficialista.

Córdoba (cercano al intendente de Quilmes Francisco "Barba" Gutierrez) y otros cuatro ediles quedaron ahora en el bloque que representa al espacio K que en 2007 presentó una lista "colectora" encabezada por Mario Giacobe para disputarle la intendencia al también kirchnerista Mussi.

Pese al bochorno protagonizado por kirchnerimso local, el presupuesto se aprobó por un monto cercano a los 150 millones de pesos, con el voto de la mayoría oficialista.

Todo fue observado desde la barra por unas 200 personas que, lejos de mantenerse tranquilas, abuchearon a cada concejal opositor que tomó la palabra, causando la interrupción de la sesión y haciendo difícil su normal desarrollo.

En este sentido, edles de la oposición no peronista también se quejaron. “Es un tema importante, pero no encontramos sentido a que manden una barra para callarnos, más con los insultos que propiciaban cuando hablaba algún concejal opositor”, dijo en diálogo con 24CON la concejal por la Coalición Cívica Ana María Cioch.

Comentá la nota