Pinamar siente el impacto de la gripe A

Como otros centros vacacionales, el municipio de Pinamar no escapó a la baja afluencia turística registrada en el comienzo del receso invernal y tuvo un 25 por ciento de ocupación hotelera durante el pasado fin de semana, cifra incluso más baja que la esperada por las autoridades de la localidad.
Sin embargo, el levantamiento de las medidas de emergencia sanitaria que restringieron las actividades en el sector privado presupone un mejor panorama. Rosa Boero, directora de Turismo, declaró ayer que "en el fin de semana se registró en los hoteles 4 estrellas un 25 por ciento de ocupación, en apart y departamentos estamos arriba del 50 que es el producto que más se mueve, donde viene la familia y donde se consumen productos alternativos además del alojamiento".

Boero explicó que "algunos adelantaron su llegada a Pinamar y otros cancelaron su visita en función de que cada uno ha estimado qué le resulta mejor: si el aislamiento o venir a un lugar de tranquilidad y aire libre". La funcionaria reconoció que "es menos de lo que podíamos esperar, menos de lo que se ha medido en otros fines de semana largos y obviamente menos que en otras vacaciones de invierno. La gente muy prudentemente se está moviendo y nos ha generado esta situación".

Durante las primeras dos semanas del mes, el intendente Rafael De Vito dispuso el cierre de establecimientos y comercios que promovían concentración de personas. Esa medida luego fue restringida y terminó por flexibilizarse a pedido de los empresarios. "Pinamar ha sido la única comunidad turística que ha generado en principio este cierre de todos los lugares que eran afluencia masiva, entre ellos los apart y todo lo que era spa en hotelería. Después el comité de crisis con un nuevo informe decidió una flexibilización y este último fin de semana ya se trabajó con todos los establecimientos, pero con el respeto a un protocolo sanitario", detalló Boero. Sobre la posibilidad de analizar beneficios impositivos tal como solicitaron cámaras empresarias nacionales, la directora de Turismo indicó que "en el ámbito del comité de crisis no se ha llegado a ese punto. Si bien hemos llegado a un fin de semana con un cierre no son tantos los comercios que se han visto perjudicados tan notoriamente, de pronto un día de trabajo o un fin de semana que disminuyó y ya estamos casi normalizados, tampoco hay tanta gente para que no se cumpliera con el protocolo".

Para Gastón Caminata, presidente de la Cámara de Comercio de Pinamar, "en un principio fuimos muchos los que cerramos por la gripe porcina, en general el comercio lo sufrió pero no sólo Pinamar sino México, Estados Unidos, Buenos Aires y todo el país. Si bien hoy en día con protocolo todo el mundo puede abrir en su momento creo se hizo bien desde la parte sanitaria para que los comercios no abran por esto que era un problema más allá de un cliente más o un cliente menos".

Caminata aclaró que por el momento no solicitarán prórrogas a nivel impositivo debido a que "hace un tiempo que venimos trabajando y presentamos notas en su momento cuando nos sacaron el 50 por ciento de descuento en los comercios que tenemos abierto todo el año y hoy en día podemos disfrutar de ese beneficio otra vez. Me parece que podemos ir por más, pero en un conjunto".

Comentá la nota