Pinamar: nuevos incidentes en el Concejo por 'impuestazo' de De Vito

El Concejal a cargo del Ejecutivo pinamarense,, Rafael De Vito, insistió esta tarde con la decisión de votar un impuestazo que genera críticas por todos lados y volvieron los incidentes al Concejo Deliberante de esa ciudad balnearia en medio de una fuerte polémica entre oficialistas y opositores y la denuncia de que no se presentó, aún, el proyecto de presupuesto, tal como se había votado, por unanimidad, en la última sesión en la que la administración municipal intentó aprobar la suba de las tasas.
La discusión de la iniciativa, que cosecha duras críticas particularmente desde el sector que representan a los mayores contribuyentes pero que también provoca malestar en el resto de la sociedad pinamarense, volvió a provocar incidentes en la sesión prevista para la tarde de hoy, por lo que se resolvió pasar a un cuarto intermedio para “calmar los ánimos” y volverá a reabrirse en debate en instantes.

Se trata del segundo aumento de impuestos que, de aprobarse, se aplicaría a los pinamarenses en lo que va del año, por lo que el malestar entre los contribuyentes crece, y se traslada al recinto del Concejo Deliberante con duros cuestionamientos cruzados, gritos y acusaciones mútuas, entre la oposición y el oficialismo.

Tan fuerte es la polémica que el oficialismo, aún cuando cuenta con mayoría especial para avanzar en la aprobación del impuestazo, no puede concretar el deseo de De Vito precisamente por la presión que ejercen varios sectores de la sociedad, y una oposición que además de minoritaria, ve mermada sus fuerzas reales en el cuerpo por la licencia de una integrante de su bancada.

El Concejo Deliberante de Pinamar, está integrado por 10 concejales, 6 de los cuáles le responden al intendente interino, mientras que los 4 restantes representan a la oposición pinamarense; bloque minoritario que cuenta sólo con 3 hombres sentados en sus bancas por la licencia de una concejal.

Los ánimos fueron caldeándose desde el mediodía, cuando en la puerta de acceso al Concejo Deliberante se chocaron manifestantes que se oponen al impuestazo, con otros que, movilizados por el Ejecutivo, respaldan la decisión de avanzar en la suba de las tasas. Una suerte de ‘ejército’ de contribuyentes, la mayoría empleados municipales, que pujan por pagar más impuestos; la movilización más insólita de la que se tenga memoria en casos de este tipo.

En medio de los incidentes, la titular del Concejo Deliberante, la oficialista, Araceli Pavón, ordenó desalojar el recinto y resolvieron pasar a un cuarto intermedio, para seguir el polémico debate en instantes.

La suba de tasas reclamada por el Ejecutivo, tendrá un impacto en los bolsillos de los contribuyentes que llega, en algunos casos, hasta el 300%.

Desde la oposición, le piden a De Vito que previo a discutir la norma, acompañe el proyecto de presupuesto justificando “en qué se va a gastar” lo recaudado por el impuestazo. Raro, esa moción, había sido aprobado por ‘unanimidad’ por el mismo Concejo Deliberante en la sesión anterior, pero ahora el oficialismo desistió de contar con el proyecto de presupuesto como paso previo a debatir el impuestazo.

Golpeado por una interna en la que cosechó 250 votos dentro de los afiliados del PJ –que eligieron a Roberto Porretti como el titular del partido en las internas del domingo pasado- De Vito reflota así la decisión de aplicar la suba de tasas que afectará a 40 mil pinamarenses.

Comentá la nota