Pinamar: crece la pulseada en el PJ para pelear la intendencia

Scioli respalda al ex menemista Altieri, y Balestrini le facilita el camino a Porretti.
Pinamar. Sol, arena, mar y un peronismo en ebullición. Puede no ser el mejor eslogan para atraer turistas, pero es tierra bendita para periodistas.

Cuando todavía no se han acallados los ecos del explosivo encuentro del lunes pasado en que los diputados provinciales del Frente Para la Victoria hicieron catarsis en la residencia veraniega del presidente de la Cámara, Horacio González, otra disputa de alto voltaje asoma en el horizonte pinamarense.

Es que el 28 de marzo hay elecciones a intendente para completar el mandato de Roberto Porretti (recuérdese: se trata del fugaz jefe comunal, destituido en 2008 en medio de acusaciones de coimas de parte de empresarios de la noche). Y los precandidatos son el ex intendente vecinalista Blas Altieri, cuya imagen está asociada al crecimiento del balneario (y sus negocios) durante los 90 y ... ¡Sí! El propio Roberto Porretti, que luego de ser sobreseído por la Justicia, inició una carrera reivindicativa en la que primero se consagró presidente del PJ local, luego obtuvo una banca de concejal y ahora va por el premio mayor: volver al lugar del que lo destituyeron y culminar su propio mandato.

Para completar el paisaje de Macondo, el gobernador y el vice aparecen parados en veredas opuestas ante el escenario electoral.

A principio de año, Daniel Scioli pasó por Pinamar y blanqueó su respaldo a Altieri. Los vecinos del balneario recuerdan que ambos trabaron amistad durante el menemismo, y hasta corren las versiones sobre algunos negocios que habrían compartido.

Pero Balestrini, presidente del PJ bonaerense, no tragó que se quisiera imponer a Altieri, un vecinalista que siempre se mantuvo a distancia del peronismo.

La semana pasada, el vice fue más allá y logró que el Consejo del PJ provincial inscribiera la Alianza Frente Justicialista para la Victoria sin la presencia del MUPP, el histórico partido de Altieri. Todo parecería encaminado para que Porretti pueda ser inscripto a fin de febrero como el candidato de esa alianza. Pero Scioli no da el brazo a torcer.

"Para nosotros, la ley le impide a Porretti ser candidato para completar su propio mandato. Y creemos que todavía estamos a tiempo de que el Justicialismo impulse un frente con Altieri", le dijo ayer a Clarín el jefe de Gabinete de Scioli, Alberto Pérez.

Es curioso: juristas del mismo PJ esgrimieron argumentos contrarios. Será, en definitiva, una declaración de certeza que ya se le pidió a la Justicia, la que defina si el ex intendente puede o no presentarse esta vez. Esa decisión puede sacar a Porretti del camino. O agudizar la tensión entre el gobernador y su vice.

Comentá la nota