Pinamar-Aumento de tasas Víctor Pardo: “Si el sueldo municipal era de 800 pesos y ahora de 1400, lamentablemente lo paga el contribuyente.”

El concejal justicialista propondrá un proyecto alternativo para que las tasas no sufran incrementos que afecten a los frentistas, pero sí el otros rubros como publicidad y promoción en espacios públicos.
Pinamar (por Sergio Michnowicz).- Jornada clave se vivirá hoy en el Concejo Deliberante, cuando se reúnan en asamblea los concejales y mayores contribuyentes, a fin de aprobar o no un aumento en las tasas municipales.

El concejal justicialista Víctor Pardo comentó al programa “El monitor” por FM Marina 101.9 que “estamos analizando la parte impositiva del año que viene, y es todo un tema porque se está haciendo futurología. Porque es muy difícil aumentar las tasas al día de hoy, donde la gente se resiste a reconocer la inflación que ha habido hasta hoy, y encima estamos previendo lo que vamos a cobrar el año que viene. O sea, no se toma en cuenta lo que va a suceder; simplemente se está tratando de actualizar al día de hoy…”

“Por ejemplo, si el combustible valía un peso y pico y ahora dos pesos y pico, para que la Municipalidad pueda moverse lamentablemente alguien tiene que pagar. Uno puede reducir el consumo, pero no tanto como te subió la inflación. Si el sueldo municipal en el 2005 era de 800 pesos y ahora son 1400/1500 pesos, lamentablemente lo paga el contribuyente.”

“La realidad es que acá hay que, primero, actualizar las tasas con la diferencia de costos que hubo entre enero de 2005 y el 2008. Es inevitable al margen del tema de los temas del déficit que pudo haber habido o del desmanejo que se pudo haber hecho. Un tema es actualizar la tasa que, a mi criterio, es indiscutible.”

“Todo el mundo aumentó sus salarios, sus costos, cuando va al supermercado aumento todo…Y la municipalidad tiene que pagar sueldos, combustibles, medicamentos, cosas que aumentaron también…”

Pardo recordó además que “cuando en la sesión de enero se aumentó un 20 %, fue muy mal manejada porque, quien tendría que haber llevado los argumentos, era el secretario de hacienda que no llevó un corno (sic). Fue con un diario bajo el brazo y yo anticipé que fue un error haber dado solo un 20 % en aquella oportunidad, porque ya generaste un déficit a la municipalidad de enero a la fecha.”

“Porque desde enero de 2005 a enero de 2008 la inflación había sido más del 20%. Porque si el empleado ganaba 800 y ahora quiere ganar 1600, lamentablemente esa proporción de la tasa la tiene que multiplicar por dos.”

Además “veo que se quiere hacer mucha política con el tema «No a las tasas, no al aumento»… Entonces no al reconocimiento al personal, porque si el 60 % (del presupuesto) son salarios, entonces el pueblo quiere que no le toquen el sueldo al personal con el «No al aumento de tasas»…”

- ¿El decreto de De Vito de la semana pasada, para mensualizar a 98 trabajadores de planta permanente, fue mal tratado?

- Si hubiera estado bien, no hubieran dado marcha atrás. No analicé la situación, pero no se tendría que haber hecho lo que se hizo… Algo no hicieron bien.

“Pienso que, de haberse hecho, se tendría que haber hecho hace un año atrás y haber analizado caso por caso, quienes entraron por la ventana, quienes cumplieron, quienes tienen antigüedad, quienes no… Creo que hay un análisis individual de cada empleado que estaba en esa situación. Es mas quedó afuera gente que tenía mucha antigüedad en aquel momento.”

“Evidentemente fue una decisión política del Intendente que se iba porque, si hubiera sido justo que los nombre, a los que tenían 3, 4 o 5 años de antigüedad los tendría que haber nombrado mucho antes. Pasa que los tenían con la zanahoria hasta el día de las elecciones: si gano los nombro; si no, no. Perdió, pero los nombró para castigar al que entraba.”

“Vamos a ser honestos, es un beneficio que solo existe en los municipios” sostuvo Pardo. “Porque yo tomo un empleado hoy y a partir de hoy está en planta permanente. Puedo tomarlo con un contrato de hasta de tres meses en la actividad privada… Pero todos estos son los beneficios que le dan a la parte política que no deberían existir. ¿Porqué a un empleado en la actividad privada le tenés que dar estabilidad y a uno en la municipalidad no?¿Cómo puede tener a un tipo mensualizado por años?”

“Pienso que para el empleado esto es angustiante, porque está atado a la decisión política que si el mes que viene le van a renovar el contrato o no. Es una cagada para el individuo (sic)…”

- ¿En resumen que pasará este miércoles?

- Con mi bloque presento un proyecto nuevo de toda la Ordenanza Impositiva, al cual prevé por un lado la actualización del módulo. Por otro, la modificación de las tasas más que nada en todo lo que no afecta al frentista: publicidad y propaganda, la ocupación del espacio público, un montón de ítems que no tenemos en cuenta y que se puede duplicar, triplicar o cuadruplicar… Terminar con ese famoso cuento de llenar de carteles de publicidad Pinamar y no juntar nada… Creo que este año vamos a sacar todos los carteles y vamos a juntar más que el año pasado.

“Además todavía no pagaron… todo ese verso de los grandes carteles donde algunos están queriendo pagar ahora con un cheque a diciembre tasas del año pasado… fue una cosa vergonzosa lo que se hizo. Contratos por cinco años donde esos carteles iluminados pagan 25 pesos por mes y le tenemos que dar la luz… Y los tipos lo venden a 1500 pesos cada uno.”

“Por eso hablamos de tener un presupuesto razonable y justo, y no lo que pasó en el 2005 donde le dieron al Intendente mucha más plata de la que hacía falta. En aquella oportunidad se aumentó un 100 % la tasa, y el municipio era un viva la pepa… ¿Y cómo no le va a quedar superávit? Pero al municipio no le puede quedar superávit. ¿Le quedó por buena gestión? Andá a contárselo a Magoya… (sic)”

¿Quién paga la deuda acumulada?

Meses atrás, con bombos y platillos, se dieron detalles de una auditoria privada que mandó hacer el Intendente Interino Rafael De Vito, donde tanto la administración de Roberto Porretti, como la de Blas Altieri, no terminaron bien paradas. Incluso más, esta última gestión había dejado un agujero negro de 7 millones de pesos.

- ¿Puede influir esto en la decisión final?¿El Concejo Deliberante pidió investigar qué pasó con ese dinero faltante? A fin de cuentas, es dinero de la comunidad…

- Los temas que sucedieron, los agujeros o el déficit, no son temas judiciales.

- Pero alguien se llevó la plata de la gente…

- Cuando uno habla de déficit, entra también lo que uno tiene por pagar. Y no todo está pago.

“Por ejemplo, Ecoplata está mandando cartas documento donde reclama de gestiones anteriores 6 millones de pesos. Por otro lado, no sé hasta dónde la Municipalidad puede llegar a reconocer; evidentemente vamos a terminar en un litigio que vendrá a posteriori, no ahora. Esto es como las famosas astreites (del juicio ganado por la Sociedad de Fomento de Cariló) que en principio las pagará el municipio. Después, si se les hará cargo a los responsables, es otro tema.”

- Ni bien paga el municipio esas deudas, ¿tendrá continuidad el caso para hacerle pagar a los responsables?

- Eso lo tiene que hablar con el Ejecutivo. Yo soy concejal y en este momento me estoy manejando con este asunto de la tasa. Por lo otro no quiero improvisar.

- Dejando de lado su función de concejal y como contribuyente, ¿qué se tendría que hacer para que paguen quienes cometieron errores?

- Es muy difícil. La realidad es la diferencia que hay entre una buena y una mala gestión. Histórica, y lamentablemente, quienes pagan son los municipios o las provincias o la Nación… Porque los pollos de Mazzorín los pagamos nosotros.

“Sí es muy importante que los abogados de la municipalidad peleen para no pagar. Ese es el tema. Y el peligro que a veces sucede es que los abogados del Estado que se arreglaban con los adversarios para sacarle plata al Estado. Acá lo importante es que la Municipalidad se defienda con uñas y garras en todos estos casos. Eso es para mí lo más importante…”

- ¿Esto no venía sucediendo?

- No sé, no voy a acusar al gobierno anterior porque no sé si pagó o no. Yo hablo de las cosas que quedaron dando vueltas.

“Otro tema, tenemos a los frentistas de la autopista que hicieron en el fondo (Av. Olimpo) donde hay muchos que no quieren pagar porque la realidad es que hicieron un pavimento doble ancho pero resulta que no aparece el responsable. Y va a tener que aparecer…”

- Y un pavimento que nadie pidió…

- Supuestamente es así, porque de un pavimento de 7,5 metros lo hicieron de 14 metros y resulta que, de acuerdo a la legislación, no se lo puede cobrar al frentista. Igual se lo estamos tratando de cobrar, pero la realidad es que, el que reclama, nos pone la ley. Son cosas que suceden…

- A eso me refiero. ¿Suceden y van a quedar así nomás?

- ¿Sabe que pasa? Es muy difícil para la Municipalidad atacar por todos los frentes. No es sencillo y más cuando hay un cambio de gestión. Es sabido que en política, la mayoría de los que se sientan, no saben mucho de lo que es administración municipal. Lamentablemente cometen esos errores. Que son humanos y a todos les pasa.

Comentá la nota