Pilatti Vergara pidió racionalidad a los gremios docentes

Al salir del encuentro con los sindicatos, la ministra de Educación expresó que "este año se han perdido muchos días de clases" y que "sería bastante inapropiado que se pierdan más días de clases faltando tan pocos meses para que termine el ciclo lectivo". Por su parte, el ministro Aguilar aseguró que este año "es imposible" otorgar un nuevo aumento.
Se realizó hoy a partir de las 11,30, la reunión de la Subcomisión de Fuentes de Financiamiento del Ministerio de Educación, que integran los funcionarios de la cartera educativa y los sindicatos de docentes estatales y privados, con el fin de avanzar en el análisis de alternativas dentro del presupuesto del año que viene de este organismo, para realizar una actualización salarial en forma permanente.

El encuentro, realizado en el salón de reuniones del Ministerio de Educación, fue presidido por la ministra de la cartera educativa, María Inés Pilatti Vergara, el ministro de Economía, Eduardo Aguilar. Además, el coordinador Ejecutivo de Educación, Eduardo Colombo, y en representación de la Subsecretaría de Educación, Lidia Ayala.

Estuvieron presentes los secretarios generales de ATECH Rosa Petrovich, de UTRE CTERA Daniel Aguirre, de Federación SITECH Eduardo Mijno, de SITECH Sudeste Dora López, de FIUD Pedro López, de ADOCH Mirian Amdor, y los dirigentes de AMET Rodolfo Sandoval, de UDA Oscar Ponce, de ADEGNE Claudia Gatti, de SADOP María Teresa Garro, entre otros.

Pese al receso escolar como consecuencia de la emergencia provincial por la gripe A H1 N1 y el período de vacaciones de invierno, los funcionarios provinciales se reunieron con los dirigentes gremiales, a fin de continuar avanzando en buscar una metodología de incrementos salariales progresivos de acuerdo a las posibilidades de las arcas del Estado, y que los sindicatos determinen cuál es el salario ideal para el docente que recién se inicia, teniendo en cuenta que actualmente es de 1.490 pesos.

Lo que intenta el Gobierno provincial es buscar la manera de evitar los reclamos sistemáticos de aumentos de sueldos, que solamente perjudican el proceso de enseñanza y aprendizaje de los alumnos.

Dentro de estas readecuaciones salariales progresivas también se puso sobre la mesa de discusión como en anteriores reuniones, que los sindicatos determinen el costo de una canasta básica familiar con sus respectivos costos.

ANALIZARON LA EVOLUCIÓN LA MASA SALARIAL

La ministra Pilatti Vergara al realizar un balance de la reunión de la Subcomisión de Fuentes de Financiamiento, expresó que "fue buena". Señaló que el encuentro se centró en analizar la evolución salarial de los docentes en los últimos años, de acuerdo al presupuesto educativo del 2010 y la masa salarial que va en crecimiento de 2007 a 2009. Al respecto Pilatti Vergara explicó que sobre este análisis, el ministro Aguilar dio a conocer los pronósticos que tiene el Gobierno en relación al incremento de esa masa salarial de acuerdo a los ingresos que prevé la provincia para el año que viene.

Pilatti Vergara comentó que a partir de eso se abrió el debate con los dirigentes gremiales, de acuerdo al monto de dinero que se prevé que ingresará a la provincia el año que viene para destinarlo a educación "se comenzó a analizar de qué manera se distribuye a los docentes de la provincia esos fondos".

UN PUNTO ALGIDO

La funcionaria no dejó de mencionar que en este punto primero los sindicatos docentes deben ponerse de acuerdo sobre la modificación del nomenclador docente, ya que "tiene una asimetría importante" respecto a lo que cobran los docentes de la escuela primaria en relación a los de la secundaria. Recordó que "hay sindicatos que bregan para achicar esa brecha", mientras que hay otros que no quieren modificar esta pirámide establecida por puntaje y cargo, que se multiplican por el valor del punto para determinar el ingreso de cada docente. En ese sentido, la ministra mencionó que en la reunión Rosa Petrovich y Eduardo Mijno ratificaron su desacuerdo con la modificación del nomenclador docente.

A la vez que manifestó que justamente la intención del Gobierno "es tratar de consensuar alguna solución de equidad para todos los docentes primarios y secundarios".

ESTE AÑO ES IMPOSIBLE AFRONTAR UN NUEVO INCREMENTO SALARIAL

Respecto a la expectativa que tenían los docentes sobre esta reunión de rutina de la Subcomisión de Financiamiento, que funciona en el marco de la Comisión de Política Salarial y Condiciones de Trabajo Docente, para tratar algún incremento salarial, el ministro de Economía aclaró que este año "es imposible" financieramente concretar un aumento salarial no sólo a los trabajadores de la educación, sino de otros sectores de la provincia.

El ministro Aguilar señaló que en el último año los docentes tuvieron una recuperación salarial como nunca antes. En ese sentido remarcó la imposibilidad económica financiera de la provincia para enfrentar este año un nuevo incremento de sueldos para este sector, que en mayo pasado logró un básico de 1.002 pesos.

Ratificó que el Gobierno provincial prevé, luego que se supere la crisis económica mundial, para el año que viene realizar incrementos salariales en forma proporcional de aproximadamente un 11 por ciento a los empleados de la Administración Central, "a los efectos de equiparar los ingresos".

Al respecto explicó que desde hace meses la caja del Estado provincial se encuentra desfasada, debido a la reducción de 40 millones de pesos en los ingresos de la coparticipación federal por la crisis global, es por eso es que no se pueden afrontar nuevos incrementos salariales de los empleados estatales en general y por eso también es el retraso al pago de proveedores.

LLAMADO A RACIONALIDAD

Ante presiones y amenazas de nuevos paros para el reinicio de las clases, la ministra Pilatti Vergara sostuvo que "lamentablemente no es voluntad de este Gobierno esa decisión". Por eso, apeló a que los sindicatos reflexionarán al respecto.

Solicitó: "Criterio y racionalidad" por parte de los docentes y que "comprendan que este año se han perdido muchos días de clases, primero por los paros, después como consecuencia de la pandemia de la gripe A. La verdad, es que sería bastante inapropiado que se pierdan más días de clases faltando tan pocos meses para que termine el ciclo lectivo".

Comentá la nota