Pilatti: En 15 meses aumentamos el salario docente más que en 15 años pero los conflictos gremiales siguen

La hasta hoy ministra de Educación, María Pilatti Vergara, afirmó que el gobierno de Jorge Capitanich "en 15 meses aumentó los salarios más que en 15 años de gestiones anteriores pero seguimos con los mayores conflictos gremiales" y sostuvo que el reclamo sindical a través de medidas extremas como huelgas o paros de actividades "no han sido en demanda de una mejora en la calidad educativa sino de los salarios docentes".
"De un salario básico de 610 que tenían los docentes cuando asumimos hoy han llegado a 1.002. Todo aumento que hubo fue direccionado al básico. No hubo sumas en negro. No hubo grises. Eso significó muchos millones de pesos", añadió y luego recordó que cuando arribó al ministerio, en la transición de un gobierno a otro, "solo había un hombre con las llaves de las oficinas".

Sin embargo aclaró que no les quita razón pero alertó que la educación pública "está en crisis" y apuntó que la escalada gremial produce "un efecto contrario a lo que es la fuente, estabilidad y condiciones laborales porque así se está promoviendo las deserción escolar. No se piensa que el día que se queden sin alumnos se van a quedar sin trabajo".

"Los sindicatos docentes luchan o pelean por mejorar las condiciones para mejorar las condiciones laborales de sus afiliados, los docentes, pero creo que el Estado, además de pelear y arbitrar todos los medios para mejorar las condiciones laborales de los docentes no tiene que perder de vista que el objetivo fundamental de la responsabilidad estatal en lo que respecta a la educación es asegurar la educación para todos y de calidad", destacó.

Hay equipo

Pilatti anticipó que Romero seguirá con parte de su equipo: "la idea es que siga contando con la colaboración de gente que fue fundamental en estos dos primeros años de gestión como Daniel Farías, Eduardo Colombo, Edgardo Fernández y Carlos Quirós, que tienen conocimiento acabado sobre las fortaleza y debilidades de nuestra gestión".

"En términos generales se acordó continuar con la misma política de apertura que nosotros iniciamos desde el 10 de diciembre de 2007 que es tratar de democratizar el sistema, tratando de tener una relación más directa con todos los actores de la comunidad educativa, de seguir fomentando la creación cooperadoras y centros educativos", añadió.

Además se propone la creación de consejos escolares "es decir todo lo que tiene que ver con el gobierno y la administración de la escuela y echar mano fuerte a todo los que tiene que ver con la transformación educativa, esto es los planes de estudio, contenido, currícula, que entiendo es lo más trascendente".

"El déficit en calidad educativa que vemos hoy en nuestros alumnos cuando egresan de la escuela secundaria tiene que ver con docentes que fueron formados de determinada manera y hay que empezar a formar a los formadores para que esto recaiga en los próximos jóvenes y en los próximos años tengamos adolescentes más preparados", apuntó.

Los cambios

"Esta reforma tiene que ver con la adhesión que ya han hecho algunas provincias a la nueva ley de educación nacional, que es la que permite volver a transformar el sistema educativo en la vieja escuela primaria y escuela secundario", apuntó la funcionaria.

Además marcó que "esto es como que quedó librado a cada jurisdicción provincial marcar los tiempos. Algunas provincias ya han hecho congreso educativo, han presentado su proyecto de ley de educación provincial, otras se adhirieron lisa y llanamente a la ley nacional".

En tanto el Chaco está en un proceso ubicado "casi en la recta final, porque comenzamos con educativo del año pasado en todas las instancias escolares y que continúa y se tiene que seguir desarrollando hasta el 28 de noviembre, que es la fecha que nos propusimos".

"Esto es para abrir la discusión a todos los sectores de la sociedad e intentar en ese fecha un proyecto de ley que plasme las aspiraciones de los ciudadanos de la provincia del Chaco respecto de qué educación quieren, para quien, con quienes, con qué contenidos", añadió.

Según dijo "se trabajó en tiempo y forma, y en estos dos meses que faltan el designado ministro de Educación, Francisco Romero, con la gente que ya estaba trabajando en el Ministerio de Educación continuará haciendo las reuniones que sean necesarias".

El objetivo es enviar, a fines de noviembre o principios de diciembre, un proyecto de ley de Educación a Legislatura que "esté suficientemente consensuado con todos los sectores de la comunidad".

Comentá la nota