Pila de reclamos al Pilará

Ambientalistas y vecinos de Pilar reclamaron ante representantes del country Pilará en una audiencia pública. Dicen que existen ciertas irregularidades en la construcción del megaproyecto, y explicaron el daño que causa al ecosistema de la zona.
En un agitado encuentro organizado por el municipio y llevado a cabo el lunes pasado en la sede de la Sociedad Italiana de Pilar, vecinos del barrio Carabassa, ambientalistas, geólogos, y técnicos enfrentaron sus posturas acerca de los perjuicios ambientales que sufre la zona, a raíz de la reciente construcción del country Pilará.

El eje del debate fue el reabastecimiento de agua potable en el barrio y en otras zonas aledañas. Los técnicos e hidrólogos del country dieron el puntapié inicial de la charla y, para despojar las dudas de los espectadores, explicaron que se utilizarán siete pozos, dos ya perforados. Por otra parte, también reconocieron que los futuros residentes de Pilará usarán el agua de las napas freáticas para el riego y llenado de piletas.

No conformes, los vecinos contradijeron tal explicación al afirmar que el proyecto no respetó los retiros de los arroyos linderos -Carabassa y San Jorge-, que según establece la Ley, el margen de la construcción debe comenzar a 100 metros de distancia de su orillas. Por lo que, según expusieron, provocará futuras inundaciones en la zona.

Pero el tema de discusión preeminente fue la tala de los humedales para la implementación de las canchas de golf, y el desmalezamiento de pastizales para equilibrar los terrenos. Por este motivo, los ambientalistas aseguran que dicha construcción impactará sobre el medio ambiente y el ecosistema.

La concejal por la Coalición Cívica, Marcela Campagnoli, estuvo presente en la reunión y reconoció a 24CON que el secretario de Obras Públicas del municipio, quien presidió la audiencia, se comprometió a “analizar si las obras seguían o no”, al tomar nota del fuerte reclamo vecinal.

No todo el barrio se unificó en sus exigencias, ya que un sector apoyó la continuidad de las obras del country y reconoció no tener ningún tipo de problemas en sus viviendas. Al respecto, Campagnoli dijo: “Algunos hablaban a favor porque dijeron que eran empleados de Pilará”. Y agregó: “El progreso no puede comprometer a generaciones futuras. El desarrollo tiene que ser sustentable”.

El predio

Las obras de Pilará comenzaron aproximadamente hace dos años. Se ubica a la altura del kilómetro 56 de la Autopista Panamericana. Lo que corresponde a Carabassa, uno de los tantos barrios del partido donde coexisten desde casa quintas hasta viviendas humildes. El mega emprendimiento linda con el country Estancias del Pilar, y el predio de la Asociación Argentina de Polo.

Según afirman desde el Concejo Deliberante, la construcción del proyecto que se lleva a cabo sobre tierras catalogadas como zona rural, nunca pasó por el recinto. Y según informó Campagnoli a 24CON, Pilará mantiene frenado el avance de las obras debido a un recurso de amparo presentado en su contra.

Comentá la nota