Piezas arqueológicas y paleontológicas que iban a ser vendidas a Europa fueron recuperadas

Piezas arqueológicas y paleontológicas que iban a ser vendidas a Europa fueron recuperadas
Una colección compuesta por 1.629 piezas peruanas y argentinas arqueológicas y 125 paleontológicas fue recuperada por la Policía Federal, antes de que fueran vendidas al Viejo Continente
Una millonaria colección depiezas arqueológicas y paleontológicas que estaba por ser vendida ilegalmente en Europa fue recuperada ayer por la Policía Federal en una estancia de la provincia de Neuquén.

Fuentes policiales informaron que el operativo fue realizado por detectives de la sección Centro Nacional de Protección del Patrimonio Cultural de Interpol en una estancia situada a 80 kilómetros de la ciudad neuquina de Zapala, que sería propiedad de un coleccionista de 70 años, acusado de ser quien escondía las históricas piezas.

Según explicaron los voceros, la colección está compuesta por 1.629 piezas peruanas y argentinas arqueológicas y 125 paleontológicas, las cuales pertenecen a diferentes culturas y épocas de América del Sur.

Entre los elementos paleontológicos encontrados había restos de invertebrados marinos y equinodermos, huesos de dinosaurios, placas dentarias de distintos mamíferos y troncos fósiles.

Entre esas piezas las más antiguas son los amonites, que son una subclase de moluscos cefalópodos extintos que pertenecieron a la Cuenca Neuquina hace unos 170 millones de años. Y entre los elementos arqueológicos se hallaron piezas de la cultura Nazca, nacida en el siglo I, con decadencia en el siglo VI.

Fuentes del caso le informaron que el hombre que tenía la colección es un coleccionista que estuvo los últimos meses ofreciendo personalmente los elementos en distintos museos europeos. En esos lugares, el hombre se presentaba con nombres falsos y exhibía catálogos con las piezas que tenía guardadas en su estancia de Neuquén.

Según se explicó, el coleccionista, quien no quedó detenido por tratarse de un delito excarcelable, habría conseguido la colección comprando las piezas de a una en el mercado ilegal.

Comentá la nota