Pierden las provincias $ 1.300 millones de coparticipación

BUENOS AIRES Y SANTA FE SERÁN LAS MÁS PERJUDICADAS POR LOS CAMBIOS EN GANANCIAS
La eliminación de la tablita de Machinea tendrá un costo superior a los 1.300 millones de pesos para las provincias. Si bien la pérdida de recaudación suma $ 2.500 millones, cerca de la mitad será absorbida por los distritos debido a la pérdida de recaudación en el impuesto a las Ganancias que se coparticipa.

“Al ser el Impuesto a las Ganancias uno de los tributos más coparticipados, las principales perjudicadas serían el conjunto de provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”, comentó un informe de Economía & Regiones. Asimismo, habrá menos recursos de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) en momentos en que algunas administraciones subnacionales comenzaron a presentar problemas incluso para el pago de los salarios de los agentes públicos.

A nivel provincial, Buenos Aires recibiría $ 170 millones menos producto de la reforma, seguida por Santa Fe con $ 100 millones y Córdoba con $ 90 millones. Las tres jurisdicciones afrontarían un tercio de la pérdida total de recursos provinciales. Por otra parte, Chaco, Tucumán, Entre Ríos, Mendoza, Santiago del Estero, Salta, Corrientes, Formosa, Misiones, San Juan y Jujuy recibirán entre $ 50 millones y $ 30 millones menos durante el próximo ejercicio.

La pérdida de recursos para el resto de las provincias estaría entre $ 30 y $ 10 millones, siendo Tierra del Fuego la provincia menos perjudicada, debido a que es la que presenta el menor coeficiente de distribución secundaria. “Desde el punto de vista de la eficiencia tributaria, la eliminación efectiva de la Tablita sería positiva, ya que eliminaría algunas de las distorsiones vigentes en el esquema de pago del impuesto”, remarcó la entidad.

Tomando en cuenta esta disminución en los recursos coparticipados a las provincias, el total anual de transferencias automáticas presupuestadas para 2009 se reduciría de $ 80.022 millones a $ 78.343 millones

La Tablita estableció reducciones progresivas en las deducciones personales para todos aquellos trabajadores (tanto autónomos como asalariados) con un ingreso anual neto superior a los $ 91.000, o a $ 7.000 en términos mensuales. La consultora advirtió que buena parte de fondos se fugarían a dólares.

De esta manera, la pérdida por Ganancias no sería compensada por una mayor recaudación de impuestos que gravan al consumo (IVA, Internos) o en concepto de Ganancias generado por el mayor consumo de bienes y servicios.

Comentá la nota