Pierde fuerza el pedido para derogar el estacionamiento

Pierde fuerza el pedido para derogar el estacionamiento
Pese a las expectativas, los legisladores decidieron pasar el proyecto del estacionamiento a las comisiones de Tránsito y Transporte y Desarrollo Económico y derogar el pedido de informe sobre la palta que manejan las vecinales.
Pese a las expectativas que se habían formado por la iniciativa del bloque justicialista de eliminar el estacionamiento a 45 grados en el micro centro, los legisladores decidieron hoy por mayoría, pasar el proyecto de ordenanza a las comisiones de Tránsito y Transporte y Desarrollo Económico para evaluar su aplicación. Para la oposición, los concejales del PJ y de los partidos aliados “no se pusieron los pantalones largos para derogar” la normativa vial y solo disputan “su interna partidaria”.

Sin embargo, la derogación de la ordenanza impulsada por algunos concejales del oficialismo surgió después de los roces con el Ejecutivo municipal por los aumentos en las dietas. No faltaron en los días previos a la sesión de ayer las generosas declaraciones a todos los medios periodísticos de la ciudad para voltear una iniciativa que todavía seguirá en pie.

En una jornada que se extendió más de cinco horas y que incluyó algunos cruces verbales entre legisladores, el cuerpo de representantes también debatió sobre otro tema que despertó polémica: la plata que reciben las asociaciones vecinales y las organizaciones no gubernamentales a cambio de limpiar el pavimento; y que durante 2009 podría acercarse a los 6 millones de pesos.

El pedido de informe sobre las agrupaciones civiles, no cayó bien entre los vecinalistas quiénes se llegaron hasta el Concejo para pedir una audiencia con los integrantes de los distintos bloques. Finalmente el jueves a las 19, los legisladores se van a reunir con los distintos representantes barriales.

“Tenemos un convenio de más de cinco años, los concejales no nos pueden decir que no nos conocen. No así que estamos cobrando una barbaridad. Hemos venido por las cosas que han salido en la prensa, no tenemos problemas de presentar toda la documentación necesaria para demostrar lo que estamos cobrando, los concejales saben, no se que quieren averiguar”, reclamó Mario Frontera del barrio Eva Perón.

“Los concejales tienen que tomar menos café y salir a recorrer los barrios. Quieren saber quienes limpiamos los barrios. Hay un monto exagerado que nada tiene que ver con lo que cobran las vecinales”, agregó Daniel Ortiz vecinalista del barrio Porvenir.

Después del ofuscamiento de las asociaciones, la concejala Mónica Fernández –quién había impulsado el pedido de informe-, decidió retirar el proyecto de comunicación y dejar sin efecto la solicitud.

“Queríamos que las ONG o las vecinales nos informaran precisamente como dice el proyecto de comunicación, quiénes son las personas responsables ante el municipio y la manera que logran esos objetivos para la comunidad. Se ha tergiversado a nivel de prensa, pero este es el espíritu de nuestro proyecto, no va más allá de persecuciones, ni investigaciones”, comentó una titubeante Fernández.

Comentá la nota