Pierde fuerza la emisión de un bono provincial y aparecen otras opciones

Podría tratarse de letras o de la constitución de un fideicomiso. La próxima semana se anunciaría.
Si bien, hace pocas semanas, la posibilidad de que Mendoza emitiera un bono provincial para cubrir el endeudamiento era algo algo dado por seguro en los pasillos de Casa de Gobierno, en los últimos días, todo cambió y esa posibilidad se diluye con el transcurrir de las horas, al tiempo que aparecen otras en los cálculos de los técnicos del Ministerio de Hacienda.

Este cambio se produjo por el contexto mundial y fue influenciado, principalmente, porque el presupuesto nacional proyectado para el año que viene presenta dos mecanismos que ayudarán financieramente a las provincias, por lo que, en el caso de Mendoza, Jaque sólo deberá tener en cuenta cómo terminar el 2009 sin reclamos financieros ni falta de insumos en ninguno de los ministerios.en caída. Desde hace varias semanas, la cartera de Hacienda trabaja en dos aspectos. Por una parte, el presupuesto provincial 2010 y por el otra, la emisión de un bono que permita financiar el déficit de este año y que, al mismo tiempo, aporte fondos para el presupuesto del año que viene.

De hecho, el bono era prácticamente una realidad y solamente faltaba que el gobernador Celso Jaque viera el informe y diera el visto bueno para que se hiciera el anuncio oficial. Sin embargo, la semana pasada, todo cambió y frente a la posibilidad de un bono se abrieron otras oportunidades que los técnicos del Ministerio de Hacienda deberán estudiar.

Estas posibilidades que se sumaron son: la emisión de letras del Tesoro y la constitución de un fideicomiso.

Según explicaron desde Hacienda, fue el presupuesto nacional 2010 el que colaboró para que la emisión del bono perdiera fuerza, ya que creará un fondo fiduciario que servirá para auxiliar a las provincias que tengan déficit estacionales de caja y, al mismo, también la Nación permitirá refinanciar la deuda que tiene Mendoza.

De hecho, en la Casa de Gobierno admitieron que lo dispuesto en el presupuesto nacional cambió las reglas del juego y permite pensar en una solución menos comprometida que la emisión de un bono provincial.

Incluso, la misma fuente aseguró que en este momento, cuando recién se está abriendo el mercado financiero mundial, no sería lo ideal salir con un bono, por lo que las letras y la constitución de un fideicomiso se ven como opciones potables, principalmente porque son más atractivas al corto plazo y, en el caso de las letras, pueden ser adquiridas por el Banco Nación o cualquier otra entidad local. Además hay que tener en cuenta que el endeudamiento que produzca también compromete los flujos financieros de los próximos años, explicó el funcionario de Hacienda.

causas. Los principales motivos que llevaron a Jaque a buscar una manera de terminar el último trimestre del 2009 se debieron, por un lado, a la crisis económica y por otro, a la pandemia de la gripe A.

Esto hizo que la mayoría de los ministerios se enfrentara a una suba de los insumos que se adquieren regularmente y que, con el tiempo, obligó al Gobierno a analizar una opción, ya sean bonos, letras o fideicomiso, que permitan, incluso, pagar los salarios.

Según explicaron desde Hacienda, la semana que viene estarán listos cada uno de los escenarios para que los analice el gobernador, aunque esperan que para ese momento ya estén aprobados los cambios a la Ley de Responsabilidad Fiscal.

Comentá la nota