Piensan que Clear quiere dejar antes el servicio

"La gente de Clear quiere acortar los tiempos del contrato. Pero la salida no es unilateral, debe ser en forma conjunta", dijo el secretario de Obras Públicas de la comuna. Se han realizado consultas con especialistas en derecho administrativo
El secretario de Obras Públicas, Diego Bosch, afirmó ayer que la municipalidad "está estudiando el caso de la firma Clear en forma acelerada por si hay una salida intespestiva de la empresa" del servicio de recolección de basura y del de barrido. Y dijo que todavía el intendente Francisco Torroba no tiene decidido si aceptar el reclamo económico de la empresa Clear por aumentos o rescindirle el contrato -postura por la que se inclina el jefe comunal-, aunque aclaró que esa definición se tomará en forma "consensuada" entre el Ejecutivo y el Concejo.

El funcionario comunal fue consultado luego que el concejal del Frepam, Marcos Cuelle, había indicado que la "definición política" correspondía al jefe comunal. El representante respondió a LA ARENA luego que el martes pasado había ingresado al Concejo una nota de la empresa Clear exigiéndole a los ediles que traten el reclamo sobre el quebranto que sufre en la prestación del servicio concesionado debido a la falta de rentabilidad.

Bosch indicó que "se está estudiando y el tema se envió al Concejo Deliberante, que tiene el expediente, para que en forma conjunta se acuerden los pasos a seguir".

El funcionario explicó que "ante la proximidad del vencimiento del contrato, que es en septiembre de 2011, el municipio está adelantándose a ver qué otra alternativa habría para el servicio de recolección. Por eso estamos estudiando el caso y en forma acelerada por si hay una salidad intempestiva de Clear".

Contrato.

"La gente de Clear -continuó- quiere acortar los tiempos. Pero la salida no es unilateral, debe ser en forma conjunta. Eso también se está analizando. Entendemos que hay un desfasaje en algunos puntos del contrato, pero hay un contrato que hay que respetar que fue firmado con anterioridad".

Clear afirma que tiene una cifra global de quebranto de aproximadamente 800 mil pesos mensuales. Bosch comentó que "nos liga a la empresa un contrato que estamos haciendo cumplir y es parcialmente cumplido por Clear. Y la firma se ve apretada por eso. Por eso quiere salir de ese contrato. El pliego dice que la empresa puede retirarse si lo hace en forma conjunta, por lo que sería un antecedente muy malo si se va de manera unilateral. Tiene que ser consensuado y eso lo hemos analizado con consultas con juristas en Derecho Administrativo".

Bosch dijo que observa la intención de la empresa en querer dejar el servicio de recolección antes de tiempo en movidas como los reclamos que han realizado sus operarios, tanto en anteriores gestiones con el apoyo de gremialistas a nivel nacional como el que llevaron a cabo este año cuando exigieron que se les pagara 1.000 pesos acordados por paritaria y que serán incorporados a los sueldos el próximo año. "Esos son puntas de lanzas para hacer mella. Pero hoy hacemos cumplir lo que está escrito y si se modifica será con el consenso del Poder Ejecutivo y el Concejo. Vamos a hacerlo en conjunto y cuando pase por el Concejo será con una aprobación unánime, como lo hemos realizado hasta ahora con los pedidos extraordinarios o las excepciones", reiteró.

El próximo año vencerá el plazo de concesión a Clear y no está en los planes de Torroba una adecuación tarifaria. La intención del municipio es buscar una alianza estratégica con la Cooperativa Popular de Electricidad y conformar una organización social dedicada a la recolección de basura y su tratamiento.

Comentá la nota