Piel de Gallina

River inauguró el Museo y unos dos mil hinchas revivieron con emoción tanta rica historia. Es un lugar que todos los fanáticos deben conocer.
"Atención. Cuando se entreabran las puertas habremos llegado al año 1901". El piso se mueve. La nave viaja a través del tiempo y del espacio. El pasado se respira, se absorbe, se camina, se ve, se llora y se transpira en las pieles de gallinas que recorren el Museo River en su inauguración.

Si esto no es la historia, la historia dónde está... Una historia escrita principalmente por los que ganan. Una historia que choca con este presente amnésico. De eso trata el alma de la retrospectiva: ni la peor de las últimas y tristes noticias puede borrar las épicas del archivo.

Por ahí caminan Hernán Díaz y Astrada percibiendo tales contrastes. A Amadeo se le pianta un lagrimón. El Beto se observa más lindo en su gigantografía. Tapón Gordillo, Montenegro, Fillol, el Monito Zárate, Vairo, Pinino... En fin, todos disfrutan de este homenaje.

El River Infinito es el área temática que brilla. Es un túnel con escala en todas las décadas. En los 20 se mezclan el jazz, la Belle Epoque y el Millonario que se empezaba a hacer grande en el amateurismo. Los 30 guardan el último camarín de Carlitos Gardel y los registros estadísticos de los equipos, jugadores, partidos y títulos. Los 40 llegan con reminiscencias a La Máquina y al 17 de octubre. Con los 50 brillan los momentos clave de las cinco vueltas olímpicas al ritmo de "Only you". En los 60 el recorrido se vuelve negro. Y los 70 reaparecen con el recuerdo del team de Angelito Labruna al lado de Mafalda. Y así pasan los reductos de los 80-90 hasta llegar al tercer milenio y a la sala de copas.

Hay más salas. Como la de Historia de una pasión Monumental, en la que se proyecta un audiovisual en 360°. En Millonarios en la Selección, hay 11 maniquíes y los nombres de cada jugador de River que se puso la celeste y blanca. Los de la Banda Roja: todos los que vistieron esta camiseta, desde Craiyacich hasta Di Stéfano. Aquellos Goles Inolvidables: resume las 100 conquistas más significativas vistas dentro de diversas pelotas que emulan cada época. Y La Máquina, ícono que decora el salón de la plata baja.

El museo cuenta con 3.500 metros cuadrados de memorias. Demandó una inversión de 5.500.000 de dólares y horas de investigación: se recolectaron 3.900 fotos, más de 250 films y casi 1.000 jugadores relevados. Para el hincha, turista y/o curioso, las puertas se abrirán el 25 de noviembre, con un valor estimado de $25.

Ideal para volver al pasado. Con piel de Gallina.

Comentá la nota