Dos piedras en el zapato de los Kirchner

Por Martín Dinatale

Será una semana de definiciones centrales. Mal que le pese a los Kirchner, la resolución de la crisis institucional en que quedó envuelto el país en los últimos días ahora quedará en manos de las decisiones que se tomen en la Justicia o el Congreso. Dos piedras en el zapato de los Kirchner vuelven a asomar.

Los artilugios que realizó el Gobierno con los decretos por el uso de las reservas y por la destitución del presidente del Banco Central, Martín Redrado, sólo podrán ser desatados por la vía institucional. No hay demasiados secretos en esto.

"La crisis institucional se soluciona con más institución", reflexionó en las últimas horas un referente del kirchnerismo que cuestionó con dureza los traspiés de la Casa Rosada en el caso Redrado.

Mucho antes de lo previsto y forzados por la situación de crisis institucional el Congreso con mayoría opositora comenzará a jugar a fondo desde hoy. Julio Cobos convocó a todos los jefes de bloque para evaluar los decretos presidenciales y analizar si se convoca a una sesión especial.

El kirchnerismo no irá a ese encuentro porque no cree que Cobos tenga facultades para llamar a una sesión. Es posible que el único senador con llegada a la Casa Rosada que se hará presente sea el pampeano Carlos Verna porque representa un bloque aislado y tiene además intenciones de escuchar al resto de la oposición. Se trata de un voto codiciado porque es el que podría desempatar en la Cámara alta en el caso de que se llegue a una situación límite como la de la resolución 125. Por lo demás, estará presente todo el arco opositor.

Cobos tiene intenciones de convocar antes del 3 de febrero a una sesión especial pero no hay seguridad de que la oposición en pleno pueda reunir a todos los legisladores antes de esa fecha.

Habrá, por cierto, definiciones políticas tajantes y una decisión clara de la oposición: poner en marcha cuanto antes el Congreso para rechazar los decretos de la Presidenta. Habrá que evaluar los niveles de acuerdos a los que arriba la oposición para dar con su objetivo.

En la Justicia, se definirá en las próximas horas la apelación que hizo el Gobierno al fallo de la jueza María José Sarmiento que frenó el decreto de uso de reservas para el Fondo del Bicentenario y restituyó a Redrado al frente del Central.

Los recursos de apelación fueron presentados en la Cámara de Feria, que "habilitó día y hora" para interponer los fallos de la jueza Sarmiento. Hace unas semanas, Kirchner cuestionó con dureza a quienes objetaron al juez Oyarbide, que eximió al matrimonio presidencial de la investigación por enriquecimiento ilícito. Pero ahora no tembló un segundo al criticar a la jueza Sarmiento cuando falló en contra de una decisión presidencial. No siempre los Kirchner miden todo con la misma vara. ¿Qué hará ahora si la Cámara resuelve del mismo modo que la jueza Sarmiento? ¿Será la Justicia y el Congreso los estamentos institucionales que esta semana destraben el conflicto por la vía institucional?

En cualquier caso, las respuestas que aparezcan ahora siempre serán piedras en el zapato de los Kirchner, lo que no significa un alivio pleno para la salud de las instituciones.

Comentá la nota