La piedra afectó un 4,4% y hablan de daños históricos

Lo dice el relevamiento oficial. Abren líneas de crédito y esperan fondos nacionales.
El granizo del último sábado dejó dañadas al menos 4.400 hectáreas de unas 100.000 de la producción sanjuanina, según el relevamiento oficial que recién se conoció ayer. Ese impacto de un 4,4% es considerado "el más grave de historia reciente", por lo menos en los últimos 6 años, según dijo el ministro de la Producción, Raúl Benítez. Pegó mayormente en la uva en fresco.

Para paliar los efectos de este panorama y en medio de fuertes reclamos de las asociaciones de productores, el gobierno ayer anunció que está trabajando la ampliación de dos nuevas líneas de créditos para reconstitución de capitales y para proyectos de inversión que se sumarán a los ya disponibles en el Banco Nación para la adquisición de mallas antigranizo. También, es inminente la declaración de emergencia y desastre agropecuario para el sur de la provincia, que permitirá que los productores accedan por un año a eximiciones y postergaciones de impuestos y tasas. Además, el lunes o martes esperan recibir la confirmación de la Nación, de una ayuda financiera para bajar al sector, que podría tomar la forma de subsidios, entre otras aplicaciones.

Benítez dijo que el relevamiento oficial lanzó que más de la mitad de las hectáreas afectadas -unas 2.500- "están afectadas seriamente", y de éstas, unas 800 hectáreas son de uva en fresco, unas 150 hectáreas de chacras de melones y zapallos mayormente, y el resto son de uva para vinificar. Los datos de Producción están siendo cruzados con los de Desarrollo Humano, para tener un panorama más acabado sobre otras implicancias sociales como la pérdida de puestos de trabajo.

Esta información fue ayer para la Secretaría de Producción de la Nación, con la idea de que el reporte de daños agilice el envío de fondos. Fuentes calificadas dijeron que San Juan gestiona 45 millones de pesos pero oficialmente se reservaron las cifras. Benítez aseguró que están buscando un equilibrio entre las pretensiones de los productores y entre las posibilidades fiscales del Estado y aseguró que no es momento de especulaciones.

También guardan oficialmente con reserva el destino de los fondos nacionales, pero no descartan subsidios directos para los afectados. Lo que sí es una decisión política tomada es que, para no caer en la demora por la burocracia nacional que ha sido objeto de fuertes críticas de los damnificados en los últimos años, el gobierno provincial está dispuesto a adelantar los recursos de sus propias arcas, ni bien la Nación confirme el monto, y luego cobrarse con las partidas que vayan llegando.

José Luis Gioja estuvo haciendo esta semana gestiones en Buenos Aires, pero no hubo definiciones nacionales. La reunión con el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, quedó para lunes o martes y también las noticias sobre financiamiento. Además, el gobernador espera tener una charla con la nueva ministra de Producción nacional, Débora Giorgi.

Sobre los créditos, el ministro dijo que ya tienen acordado con el Banco Nación poner a disposición de todos los afectados dos líneas de crédito que hoy sólo están disponibles para sectores específicos. Una es para reconstitución de capital de trabajo, con una tasa de 9,43% fija en pesos, y otra es para proyectos de inversión al 8%. Esto permitirá que los productores no distraigan sus ahorros en recuperar lo perdido por el temporal y puedan cumplir objetivos previstos como por ejemplo ampliar las propiedades. Este cuadro se complementa con los créditos al 8% del Banco Nación para malla antigranizo.

La información del relevamiento también servirá para definir qué zonas entran por ley en emergencia agropecuaria y qué zonas entran en desastre. La primera implica daños de hasta 80% en la producción y la segunda cuando supera ese porcentaje. Una vez hecha ley esta declaración, lo que se espera en una sesión extraordinaria de Diputados quizá la semana próxima, habilitará a los damnificados a gozar de exenciones o postergaciones de impuestos como de hidráulica o inmobiliario y -si los municipios adhieren- de tasas también. Según Benítez, se está apuntando a franjas o lunares de 9 de Julio, Caucete, parte de Rawson y parte de Sarmiento.

El goce de estos beneficios impositivos no es automático. El productor debe llenar una ficha en el Ministerio de la Producción declarando los daños y luego van inspectores a cotejar las cifras para poder ingresarlos en la lista.

Otras medidas que el gobierno viene trabajando son los ya anunciados seguros contra granizo con participación estatal y la vuelta de los créditos para cosecha y acarreo, que esperan que estén operativos a fin de mes.

Comentá la nota