"Pido perdón", dijo Mujica de visita en la Argentina

El candidato oficialista se refirió a sus declaraciones sobre el país
En su primera visita a Buenos Aires luego de sus polémicas declaraciones sobre la Argentina, el candidato presidencial del Frente Amplio uruguayo, José Mujica, eligió el perfil bajo. Y aunque había adelantado que no daría explicaciones sobre sus declaraciones incluidas en el libro Pepe Coloquios , sí ofreció sus disculpas en un encuentro con empresarios.

"Si a alguno lo ofendí por lo que me transcribieron fuera de contexto, le pido perdón", dijo Mujica en el cierre de un almuerzo organizado por la Cámara de Comercio Argentino-Uruguaya, al que asistieron un centenar de empresarios. Las disculpas del candidato despertaron un aplauso generalizado.

Las declaraciones del ex guerrillero tupamaro publicadas por el periodista Alfredo García -entre otras, que "la Argentina es un pueblo de tarados"- llevaron a que el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) de nuestro país retirara su auspicio a la presentación de ayer de Mujica en el hotel Alvear. El candidato evitó referirse a la decisión del Cicyp.

Durante su breve visita a Buenos Aires, el candidato oficialista prefirió no mantener contacto con la prensa argentina, pero sí habló con algunos periodistas uruguayos. "No voy a revertir nada", expresó Mujica al ser consultado por sus declaraciones críticas sobre la Argentina y su dirigencia política, que incluyeron a los Kirchner. Y afirmó que dio probadas demostraciones de su "cariño" con la Argentina.

Además, según publicó el diario El País de Montevideo, Mujica habló de una "situación de persecución" de parte de los medios de comunicación, "que no la practican con otros", y que después de las elecciones del próximo 25 lo demostrará con documentos de los mismos periodistas.

Cuando faltan sólo 17 días para los comicios, Mujica continúa como favorito a imponerse en las urnas, aunque no podría evitar un ballottage. Según las últimas encuestas, el candidato del Frente Amplio lograría un 44% de los votos, frente a un 32% del ex presidente Luis Alberto Lacalle, del Partido Nacional (Blanco).

En el almuerzo de ayer, encabezado por el titular de la Cámara de Comercio Argentino-Uruguaya, Juan Carlos López Mena (propietario de Buquebus), Mujica, que habló durante 40 minutos e improvisó sus palabras, intentó llevar tranquilidad a los empresarios argentinos de que durante un eventual gobierno suyo no habrá cambios bruscos en la economía. Y los alentó a invertir en Uruguay.

Mujica, acompañado por su compañero de fórmula, Danilo Astori, enfatizó que "gane quien gane" las elecciones presidenciales, Uruguay seguirá siendo un país "confiable" para recibir inversiones, y que para ello "es necesario cumplir algunas reglas que tienen que ver con la seguridad y la independencia de poderes".

"Tenemos que seguir reglas claras que no son de izquierda o de derecha. Y esto se lo digo yo, un guerrillero vegetariano", señaló el veterano dirigente, de 74 años, que integró el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T).

Mujica dijo también que, si llega al gobierno, Astori, que fue ministro de Economía del presidente Tabaré Vázquez entre 2005 y 2008, además de vicepresidente será quien monitoree la política económica uruguaya.

"Le dije con claridad [a Danilo Astori]: si te has pasado toda la vida haciendo economía, si fuiste ministro de Economía, si tenés un equipo, si la gente y los empresarios te tienen confianza... manejá esto. ¿Está mal que sea así?", se preguntó Mujica, en otro momento que generó los aplausos de los empresarios locales, que se retiraron satisfechos.

Defensa de Botnia

El encuentro también le sirvió a Mujica para hablar sobre la instalación de la pastera Botnia en Fray Bentos, rechazada por la Argentina.

"Quiero dejar en claro que la decisión de permitir que Botnia se afincara en Uruguay venía del gobierno anterior [de Jorge Batlle]. Nosotros la respetamos al pie del alero. Y por la importancia de la coherencia, la defensa de la posición [uruguaya] se transformó en una cuestión de principios. Pero no por Botnia, sino por el compromiso que había asumido el país. Haberle dado la espalda hubiera significado decirle al mundo que somos una república bananera", se defendió Mujica, en otro gesto que apuntó a generar confianza entre los empresarios.

Lacalle lo acusó de "maoísta"

* MONTEVIDEO (DPA).- El candidato presidencial uruguayo Luis Alberto Lacalle, del opositor Partido Nacional, acusó ayer a su principal rival en las elecciones del próximo 25, el oficialista José Mujica, de tener un "pensamiento maoísta". Tras una reunión con deportistas afines a su partido, Lacalle comentó que "a veces las expresiones de Mujica se parecen mucho al pensamiento de esa figura de indudable influencia en la historia del mundo, como fue [el líder comunista chino] Mao" Tsé-tung. "Aquella doctrina en la que todo el mundo tuviera el mínimo vital, que se vistiera igual, nadie podía tener más que nadie. Y eso fue considerado un logro para esa doctrina", añadió Lacalle.

Comentá la nota