"Pidió que nos cuidemos para pelear el título, no de botón".

INDEPENDIENTE: Núñez contó que el plantel asimiló la advertencia de Gallego como "algo natural". El Tolo había dicho que estará atento a las salidas nocturnas de sus dirigidos.
Vamos a tener que tener cuidado con las salidas y la noche", prometió marca personal Gallego a sus jugadores. "Conmigo se acabó la tranquilidad", intentó despertarlos el técnico en su primer día de trabajo. Y como fútbol y espectáculo siempre fueron de la mano, las declaraciones que el Tolo realizó el lunes fueron carne de cañón no sólo de los medios deportivos. Advertido por un plantel que tuvo señales de alarma por correrías nocturnas y desórdenes alimenticios, Américo Rubén pegó el grito para que nadie se sorprenda si un jugador es borrado por inconducta. Amparado por el respeto que impone su presencia, no quiere ponerse la gorra, pero deja en claro que el que manda es él. Sin embargo, puertas adentro, nadie intentó buscar a quién le cabía el sayo. Al contrario; los muchachos lo tomaron como un pedido de que el entrenador los quiere bien concentrados porque está seguro de que con ellos se puede perfilar rumbo a otra vuelta olímpica (ya festejó en el 2002). Y no quiere piedras en el camino.

Las voces al respecto coincidieron ante las consultas periodísticas, tras el final de la tercera práctica de su segundo ciclo en Independiente. Leonel Núñez, revitalizado "porque todos empezamos de cero", abrió el fuego: "Gallego llegó serio, a tenernos cortitos, pero con alegría. Sirve que esté alegre y con ganas de trabajar. Y de lo que habló... Nos pidió que nos cuidemos porque vamos a pelear el título, lo dijo como algo natural, no como un botón. Por eso pidió que nos cuidemos un poco en las salidas pero nada más. No creo que en la tele se vea a los jugadores en quilombo", explicó en diálogo con La Red. Su competidor de puesto, Darío Gandín, delantero titular en el primer ensayo futbolístico, sintonizó la misma onda: "Lo que dijo el Tolo es lo que piensan todos los técnicos, si es que de verdad está pasando eso... En este plantel no pasa. Uno está tranquilo, sabe lo que hace, lo que no hace, después se encargará él".

En el despertar del 09, ya Miguel Angel Santoro había intentado tocarles el orgullo a estos mismos futbolistas en base a normas de convivencia y respeto que a muchos no les gustó. Y en tres meses dijo adiós. Y no por malos resultados, precisamente... Ahora es Gallego el que pone los puntos. "Ya propuso que tenemos que salir campeón o pelear arriba, esperemos que sí. El vino para sacarnos la presión a nosotros y motivarnos. Con lo que dijo no creo que haya apuntado a nadie en especial. Es normal que un técnico pida eso. Igual, cada uno sabe cómo comportarse adentro de la cancha", interpretó Hernán Fredes, otro que se perfila para estar el domingo.

"¿Si se acabó la noche? Así dicen, je. Pero cada uno es consciente de las cosas que hace, así que yo creo que él sabrá los motivos de por qué lo dijo", afirmó un Damián Ledesma que busca un lugar como volante central. Como se ve, cada uno atiende su juego. Y se compromete con el nuevo DT. No sea cosa que después culpen a la noche...

Comentá la nota