Pidió a Capitanich que reciba al Foro de Intendentes de la Alianza Rozas: “Estoy trabajando para ganar la próxima elección pero no detrás de un proceso de desestabilización”

El ex gobernador Angel Rozas desmintió que esté detrás de un plan para desestabilizar al gobierno provincial, como denunció el ministro Domingo Peppo, y aseguró que “jamás atentaría contra un gobierno democrático”. Reconoció que trabaja “para ganar la próxima elección”, aunque remarcó que lo hace dentro de las reglas de juego que impone la democracia. También pidió al gobernador Jorge Capitanich que reciba al Foro de Intendentes de la Alianza.
“Sorprendido y preocupado”

En una extensa conferencia de prensa que ofreció en la sede de la UCR, Rozas se mostró sorprendido por las expresiones del ministro de Gobierno, Domingo Peppo, quien había denunciado un programa de desestabilización hacia el Gobierno provincial, apuntando hacia sectores de la oposición ligados al rozismo.

“Jamás atentaría contra un gobierno democrático”, dijo ayer Rozas, en un contacto con la prensa en el que estuvo acompañado por la plana mayor de la UCR y de la Alianza Frente de Todos. Señaló además que se sentía preocupado “por el público reconocimiento que hizo el ministro Peppo, de una tarea de inteligencia sobre los dirigentes, ya que esos métodos representan lo peor de la historia argentina”.

“Hay un reconocimiento del propio gobierno, de su ministro, respecto de que se realiza espionaje, que se está siguiendo a dirigentes políticos y esto es muy grave”, sostuvo. “No somos la expresión de una célula terrorista para que nos espíen”, añadió.

“Esto de conformar grupos de inteligencia tiene antecedentes nefastos en el Chaco y en el país. Nos retrotrae a las épocas del Comando de Organización y de la Triple A”, dijo y recordó que la primera bomba que puso la organización que comandaba José López Rega tuvo como destinatario al dirigente radical Hipólito Solari Yrigoyen. “Me parece que es realmente grave que el Gobierno salga a cazar brujas, creo que es una actitud que tenemos que rechazar”, expresó.

Un nutrido grupo de militantes colmó la sede de la UCR capital y aplaudió varias de las frases de Rozas. En la mesa lo acompañaron Carim Peche, Benicio Szymula, Aída Ayala, Eduardo Siri, Hugo Maldonado y el intendente de Colonias Unidas, Alejandro Gursky.

Desmentida

Rozas negó que haya pronunciado en General San Martín una frase que se le atribuye, donde supuestamente decía que había que “empujar al gobierno de Capitanich para que se caiga”. “Es mentira. Estoy en condiciones de negar totalmente que esa expresión haya salido de mi boca”, aseguró.

“Dicen además que son víctimas, es cierto, pero no del radicalismo ni de la Alianza, son víctimas de su propia torpeza, de la falta de planes y de programas de Gobierno, son víctimas de la falta de equipos de gobierno. En los primeros 11 meses de Gobierno han cambiado casi 40 funcionarios, no es responsabilidad nuestra”, señaló.

Más adelante acusó al gobierno provincial de “falta de capacidad de gestión y de improvisación permanentemente”. “En realidad son víctimas de sus propias promesas de campañas incumplidas. No fuimos nosotros los que prometimos 100.000 empleos privados, 10.000 viviendas, ni 10.000 cuadras de pavimento. Nosotros no anunciamos en la Legislatura la inversión récord de 8.300 millones de pesos en obras públicas”, sostuvo.

“Yo no hice entrar 10.000 empleados públicos en los primeros diez meses de gestión; a razón de 1000 empleados por mes. Por mi experiencia de gobierno, les digo que incluir 10.000 nuevos empleados públicos tiene un costo muy alto, que no se cuándo se pagará, pero se pagará muy caro”.

Después hizo un repaso de las iniciativas que envió el Ejecutivo provincial a la Legislatura y que tuvieron acompañamiento de diputados de la Alianza: el presupuesto provincial actual, una mejora en salarios del Ejecutivo, y la reforma de la Ley de Ministerios, entre otras.

“Reconozco que perdimos las elecciones por 960 votos. Nos ganaron en las urnas y tienen derecho a gobernar cuatro años”, dijo por último y agregó: “Soy un opositor leal. No tengo dos caras, ni ando con hipocresías. Quiero que le vaya bien al Chaco”.

Comentá la nota