ATE pidió que se apruebe el proyecto

El gremio pretende que el traspaso de la Fábrica Militar de Villa María a la órbita del Estado nacional se concrete en julio
Con la sola presencia de la diputada nacional del Frente para la Victoria, Nora Bedano de Accastello, más allá de que se esperaba la presencia de una mayor cantidad de legisladores nacionales, se desarrolló ayer en la sala de sesiones del Concejo Deliberante, una jornada en la que directivos, dirigentes gremiales y trabajadores de la Fábrica Militar de Pólvoras de Villa María exigieron una pronta aprobación del proyecto de ley que busca transformar Fabricaciones Militares en una Sociedad del Estado.

La actividad, organizada en forma conjunta por el Concejo Deliberante y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), gremio que representa a la totalidad de los trabajadores de esta industria, sirvió para demandar por la iniciativa que derogará definitivamente la privatización del complejo FFMM, permitirá disponer de la titularidad de los activos y dará a los empleados un marco de regulación laboral dentro de lo que prevé el empleo a nivel del Estado nacional.

Si bien Bedano fue la única parlamentaria presente, se leyó en el recinto una nómina de 14 legisladores de distintas bancadas y procedencia que apoyan la iniciativa que envió el Poder Ejecutivo Nacional para el complejo que se inserta en el Ministerio de Planificación Federal.

Una definición para el mes de julio

Entre los asistentes se contó al titular del Concejo Deliberante, Javier Suppo, ediles de todas las bancadas; el titular de ATE y CTA a nivel provincial, Oscar Mengarelli; los secretarios de Villa María y Río Tercero, Jorge Heredia y Cristian Colmann respectivamente; el director de la Fábrica Militar local, coronel José María Vega; el legislador Marcelo Frossasco y el titular del Deliberante de Villa Nueva, Francisco Bordini; y por último, se conoció un nota enviada por el intendente Eduardo Accastello, quien justificó su ausencia y acompañó el pedido de los trabajadores, quienes en un número cercano a los 200 operarios colmaron el recinto del Legislativo municipal.

Todo esto se tradujo en un fuerte apoyo del poder político local a la demanda de los trabajadores, en cuya representación el propio Mengarelli dialogó con este medio y pidió que la ley que entró al Congreso de la Nación el pasado 3 de mayo "luego de pasar por las diferentes comisiones, planteamos como inquietud que para julio próximo estuviera aprobada", tras lo cual reconoció que "el apoyo institucional que nos dio el Concejo Deliberante también sirve para apurar los tiempos del tratamiento de la ley".

Entre los aspectos salientes de la ley en discusión en el Congreso destacó que "garantiza a estas sociedades del Estado al prohibir la incorporación de capital privado, más allá de que el Estado se puede asociar para una determinada producción, nunca este privado podrá entrar al directorio; además sale de sujeta a privatización, le da capacidad de gestión, no estando atadas a tanta burocracia y garantiza un mercado, un desarrollo, y nosotros creemos que éste es el primer paso".

"El segundo -agregó Mengarelli- es contar con una ley de Producción para la Defensa, ya que como todos saben hay potencias que están poniendo los ojos en Latinoamérica por el agua como recurso y tendríamos que contar con un compromiso en el marco de una ley".

Por último, se interesó en señalar cómo repercute la futura ley en el personal, cuando dijo que "a partir de julio (posible fecha de aprobación) todos los trabajadores que nos quedan precarizados pasan al Estado, lo que garantiza trabajo decente y no precarizado".

Comentá la nota