Pidieron la separación del cargo de la jefa de emergencias médicas del 911.

El escándalo por las presuntas irregularidades en el servicio de emergencias médicas del 911 sumó un nuevo capítulo.
A última hora de ayer el instructor sumariante Pablo Hernández firmó su resolución, en la que pide la suspensión y eventual separación del cargo de la Dra. Patricia Carrasco, en virtud de la gravedad de los hechos denunciados y las pruebas recogidas.

Como la decisión del instructor no es vinculante, la definición deberá ser tomada por las autoridades municipales, que tendrán la última palabra.

Según pudo saber Frente a Cano, la Dra. Carrasco fue denunciada penalmente por defraudación pública y por impartir órdenes de dudoso orígen a sus subordinados.

Entre otras cuestiones, habría percibido pagos de horas no cumplidas efectivamente, también haberes por un único concepto al menos en un día en particular, habría realizado tres y hasta cuatro guardias de 24 hs en forma consecutiva e ininterrumpida, habría impartido órdenes a sus subordinados sobre cuestiones fácticas en principio inciertas, habría utilizado bienes municipales en beneficio propio.

En la documentación recogida por los instructores, figura que cubrió entre tres y cuatro guardias de 24 horas corridas, "algo físicamente imposible", dijo una fuente ligada a la investigación. Las versiones indican que hubo meses en los que la Dra. Carrasco percibió, mediante esas maniobras, cifras superiores a los 20 mil pesos.

Comentá la nota