Pidieron obras para evitar inundaciones por el arroyo Unamuno

En el marco de una protesta en la intersección de la calle Ejército de Los Andes y el arroyo Unamuno, los vecinos de Villa Fiorito pidieron que la municipalidad de Lomas de Zamora realice obras hídricas para evitar que “el barrio se inunde cada vez que hay una fuerte lluvia”. Además, exigieron la limpieza del cauce ya que aseguraron que “se ha convertido en un basural y en una fuente infecciosa que pone en riesgo la salud" de quienes allí viven. En tanto, la Comuna se comprometió a comenzar las obras mañana.

Con el cielo amenazante de lluvia, decenas de vecinos de la localidad de Villa Fiorito, en Lomas,marcharon ayer para pedir que el municipio realice obras hídricas en el arroyo Unamuno y evitar que “el barrio se inunde cada vez que hay una fuerte lluvia”. Además, reclamaron “la limpieza de la zona” ya que consideraron que “es un foco infeccioso que pone en riesgo la salud de quienes viven allí”.

La reunión comenzó a la 18:00 en Ejército de Los Andes al 500. Hasta allí llegaron varios residentes de la zona con el objetivo de encontrar una solución que hace años padecen: las inundaciones a causa del desborde del arroyo.

En este sentido, Ramón Mondragón explicó que “hace década el barrio se inunda cada vez que caen un par de gotas porque el municipio no realiza las obras que años tras años prometen”.

Y agregó: “No tenemos agua potable, servicio de barrido, cloacas, ni asfaltos en condiciones. Desde 2001 venimos juntando firmas y enviando petitorios a la Municipalidad para que nos den una solución y hasta ahora nunca tuvimos respuestas”.

Cuando comenzaron a caer las primeras gotas, se trasladaron hasta la esquina de Francisco de Morazán y Australia, donde se concentra una gran cantidad de agua y basura que impide el paso de cualquier peatón y conductor.

Otra de las quejas apunta a los recolectores de residuos de la comuna: “Juntan las bolsas de basura en una esquina, las amontonan y los perros las rompen. Después como están rotas no las quieren levantar”, señalaron enojados quienes viven en el barrio.

“Se amontonan un par de nubes y nosotros nos morimos de miedo pensando en que se nos va a inundar la casa. En las últimas lluvias fuertes que tuvimos se me arruinaron un montón de muebles de la cocina que se llenaron de agua”, comentó Amalia Gómez, que vive a metros del arroyo.

Cerca de las 18.30 el secretario de Obras Públicas de la Comuna, Julio Massara se hizo presente en el lugar para dialogar con los vecinos y prometió que “el lunes -por mañana- van a comenzar los trabajos de zanjeo y luego se va a limpiar el arroyo”.

Muchos de los habitantes de esta localidad desde hace años carecen de agua potable y cloacas, otros tantos viven en tierras tomadas, donde tampoco se cuenta con servicios básicos.

El arroyo que bordea el barrio está obturado por basura, que contribuye todavía más a la acumulación de agua y, los vecinos aseveraron que eso "es un foco infeccioso que atenta contra la salud de quienes viven allí”.

Comentá la nota