Pidieron audiencia a Binner Constructores preocupados por la demora en pagos del Estado

Señalan que hay mucha incertidumbre sobre la continuidad de obras públicas y reclamaron la regularización de pagos de certificados.
"La situación actual de la obra pública es de mucha incertidumbre. Por un lado no conocemos el plan de obras a ejecutar en 2010, que por supuesto deberá estar atado al presupuesto que finalmente se apruebe para el ejercicio del año entrante. Por otro, estamos cobrando los certificados de obras en ejecución a 120 días, o sea 60 días más de lo que establece la ley de obras públicas. Esta situación se viene dando desde principios de año, y aún no nos han comunicado hasta cuándo va a continuar", coincidieron en señalar Roberto Pilatti, Norberto Allaio y Lucio Franzoni, presidente, secretario y tesorero de la Cámara Argentina de la Construcción, delegación Santa Fe.

"Nosotros pensamos que ya es tiempo de que se vayan regularizando los pagos, pero si tenemos en cuenta las declaraciones de los funcionarios, el panorama no es muy alentador. Las empresas tenemos un cuello de botella financiero muy difícil de atravesar o directamente imposible", añadieron.

Ante una consulta, explicaron que "se decidió en modo unilateral el pago de los certificados a 120 días. Ante esa situación, solicitamos algunas cuestiones que nunca fueron atendidas, como por ejemplo el reconocimiento de los gastos que implica la disminución del ritmo de obra, la prolongación de los plazos y el pago de intereses por mora a una tasa razonable cercana a la de mercado. Téngase presente que cuando una empresa descuenta un certificado de obra pública en un banco, la tasa más los gastos le representan un 23/25 %, y el interés que le reconoce la provincia es del orden del 1 % anual. O sea que la deuda con los contratistas es la fuente más barata de financiamiento de la provincia", resaltaron.

Los empresarios de la construcción también anunciaron que junto con el secretario general de Uocra, Luis López, presentaron una nota en la cual solicitan una audiencia con el gobernador, Hermes Binner, hasta ahora sin respuesta. "Tanto los trabajadores como los empresarios estamos muy preocupados por la situación de la obra pública en la provincia. No se conoce el plan para el año entrante, hay pocas obras en licitación y las que están en ejecución se están cobrando a largo plazo. Ello implicó la disminución del ritmo de las obras, que significa menos trabajo para los obreros", sostuvo Pilatti.

Allaio, por su parte, indicó que "la construcción tiene la particularidad de reactivar rápidamente el circulo virtuoso del trabajo. Con la implementación del Plan Federal I de Viviendas se incorporaron en poco tiempo 12.000 obreros al trabajo genuino, con sus aportes, asignaciones familiares, seguros y obra social, a esto debe sumarse el empleo que se generó en los proveedores, fabricantes de aberturas y otras actividades afines. Ante la falta de instrumentación de otro de características similares, toda esa gente perdió el empleo. En la provincia no se ejecutaron prácticamente viviendas del Plan Federal II, lo que resintió el empleo", añadió.

Situaciones no queridas

Ante una consulta sobre la relación empresarial con Aguas Santafesinas, los dirigentes de la CAC local admitieron que "ya se han empezado a dar situaciones no queridas, pero que lamentablemente no se pueden evitar. En Rosario, ya se han paralizado obras y si la situación no cambia, esto es si Aguas no cumple con las acreencias de las empresas, las paralizaciones se van a suceder. Los contratistas de Aguas Santafesinas están muy preocupados por la situación y nos consta que a lo largo del año, vienen solicitando audiencias y reuniones a efectos de plantear los problemas y tratar de encontrar las soluciones, que hasta el momento no han llegado", insistieron.

En otro orden, en la delegación de la Cámara se integró una Comisión de Obras Privadas, que ya se reunió con el intendente, Mario Barletta, para comenzar a trabajar en el tema de la modificación al reglamento de zonificación, entre otros puntos. "La intención es que las modificaciones se produzcan por consenso", destacó Pilatti.

Ventas minoristas en retroceso

Las ventas de los comercios minoristas de todo el país se contrajeron en octubre un 6,6 por ciento frente a igual mes de 2008, aunque se desaceleró el ritmo de caída, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).

La ventas acumularon en diez meses una retracción de 11,1 por ciento con respecto al mismo período del año anterior. "Octubre comenzó muy tranquilo para la actividad comercial. Pero desde las últimas dos semanas del mes, la llegada del calor, la estabilidad del dólar y la mejora en el humor económico alentaron un mayor movimiento. Eso permitió aliviar a los empresarios y compensar parte de lo que no se vendió durante las dos primeras semanas", evaluó la entidad.

El informe prevé que "de sostenerse esa tendencia, la actividad podría mostrar una mejora importante durante los dos últimos meses del año, que son de gran importancia para el comercio", aunque lo condicionó a "que se mantenga la disponibilidad de crédito actual, que no haya sobresaltos en los precios y se reduzcan las grandes promociones en los hipermercados y shoppings".

En este sentido, Came advirtió que un factor que continúa perjudicando a los comercios de calles y avenidas son "las promociones en hipermercados y shoppings". Al respecto, explicó que "los descuentos llegan al 35 por ciento y parte del público se ha hecho el hábito de comprar sólo en los días de descuentos, en esos lugares", lo cual origina que "en un mismo día donde determinados centros de compras o hipermercados se llenan de gente, el resto de los comercios permanecen vacíos".

La entidad señaló que los comercios volvieron a ofrecer tres cuotas sin interés para incentivar las ventas, pero "absorbiendo el costo financiero" lo cual "si bien incide en la rentabilidad, ayuda a tener liquidez".

El sondeo precisó que de los 22 rubros que componen la oferta minorista, 19 registraron caídas y 3 se mantuvieron sin cambios, entre ellos el de alimentos y bebidas.

Bonos

Ante la posibilidad de que el gobierno provincial emita bonos, la CAC Santa Fe "está absolutamente en contra de emisión de cuasimonedas para el pago a contratistas, proveedores y agentes del Estado. Si la idea es lanzar una línea de bonos como los BonCor que emitió Córdoba para financiar la construcción de obras de infraestructura, habría que evaluar la real posibilidad de colocación de los mismos en el mercado financiero", destacó Allaio.

En Rafaela

Los representantes de la CAC se refirieron a la paralización de tres obras en el municipio rafaelino. "Las empresas no pudieron soportar la falta de pago de certificados y estuvieron obligadas primero a disminuir el ritmo de trabajo y finalmente a paralizar las obras. Se adeuda a las contratistas los certificados de obra desde septiembre de 2008 en adelante y las redeterminaciones del contrato desde 2007", indicaron.

Comentá la nota