Piden que se suspenda el tratamiento de la Tributaria

El presidente del Centro Comercial e industrial de Rafaela y la Región, Oscar Parra, junto a su similar de la SRR, Juan Imvinkelried y Carlos Sara titular de la Asociación de Graduados en Ciencias Económicas enviaron una nota al Concejo donde piden que se suspenda el tratamiento del proyecto de la Tributaria.
A pesar de las dudas que algunos sembraron sobre la fiabilidad de las primicias que este medio vino efectuando sobre las objeciones de la mayoría del entramado productivo local hacia la Ordenanza Tributaria, en especial al rubro Derecho de Publicidad y Propaganda, día tras día las mismas se fueron confirmando de manera rotunda.

Como lo demuestra esta nota cuyo facsímil reproducimos, suscripto por el Presidente del Centro Comercial e Industrial de la Región, Oscar Parra, su similar de la Sociedad Rural de Rafaela, Juan Imvilkelried y Carlos Sara, también titular de la Asociación de Graduados en Ciencias Económicas.

Y, tal como señaláramos en una de nuestras ediciones anteriores, el tenor de la misma se concentra en tres solicitudes.

En efecto, las entidades piden que se les haga llegar "el Proyecto de Ordenanza para el Año 2010 a fin de conocerla, estudiarla y poder plantear inquietudes, aclaraciones y sugerencias de ser necesarias", "suspender el tratamiento del Proyecto de Ordenanza hasta que podamos conocer los cambios introducidos y manifestar nuestras opiniones profesionales", y "otorgarnos una audiencia conjunta a fin de conversar sobre los cambios introducidos en la misma tener el ámbito para poder manifestar nuestras opiniones."

Malestar en crecimiento

Según nuevos datos fidedignos de acuerdo a un completo relevamiento que pudimos efectuar, como consecuencia de esta ofensiva impositiva municipal ya se está dando, en nuestra ciudad una virtual "paralización" de la actividad de la cartelería publicitaria. Como se sabe, y también hemos expuesto desde estas páginas, situación consignada también a través de medios colegas, la situación afecta a varios actores relacionados, diseñadores gráficos, letristas, carteleros, repuesteros, publicistas, entre otros.

Una evidencia clara del descontento del sector aludido lo constituye un creativo volante que en las últimas horas está circulando en nuestra ciudad que reza "la comunicación rafaelina en vías de extinción".

Lo que dice el volante

"La Ordenanza Tributaria 2010, Art. 10, que gran parte del Concejo quiere aprobar en estos días, afectará a todos los que trabajamos en Comunicación y Producción publicitaria local, ya que la misma establece un derecho que alcanza a carteles, volantes, promociones callejeras, propalaciones y demás con montos confiscatorios".

"Es necesario que esta ordenanza sea más precisa, abarcativa y que la definición del cobro sea concensuada, definiendo un sujeto, sin hacer a toda la cadena productiva solidariamente responsable".

"Este tipo de tributo logrará, que no se generen ni realicen proyectos comunicacionales por parte de las empresas, o sujetos involucrados, lo que afectará notablemente nuestra fuente de trabajo".

"Creemos firmemente en el diálogo, siendo éste el camino a seguir para lograr articular esta ordenanza más acorde a la realidad" finaliza diciendo el volante firmado por la Comunidad de la Comunicación y Producción Rafaelina.

¿Endurecimiento?

Cuando todo hacía prever la gestación de un escenario favorable en pos de flexibilizar consensuando las posturas con las entidades privadas afectadas los aspectos de la Tributaria cuestionados, recientes declaraciones radiales del Secretario de Hacienda del Municipio parecieran poner freno a tal posibilidad.

En efecto, Edelmiro Fassi expresó públicamente su deseo que la norma "sea sancionada sin modificaciones" tal como fuera enviada desde el Ejecutivo.

Comentá la nota