Piden que suban las asignaciones familiares como en la Nación

Algunos legisladores de Mendoza firmaron el miércoles un proyecto de declaración que apunta a mejorar las asignaciones familiares que reciben los empleados estatales -tanto provinciales como municipales-.
El disparador fue la Asignación Universal por Hijo que la Nación paga a las personas desocupadas o que trabajan en negro.

Sucede que el beneficio otorgado por la presidenta Cristina de Kirchner es de $ 180 mientras que los empleados mendocinos cobran $ 100 por el mismo concepto. "Le pedimos al Ejecutivo Provincial que haga las gestiones ante la Nación para que complete el resto y equipare ambas asignaciones", explicó Andrés Marín, diputado de Confe y uno de los impulsores del proyecto.

Para el diputado justicialista Carlos Bianchinelli -quien también rubricó la propuesta- se trataría de una ayuda importante para la Provincia que se ahorraría varios desembolsos. "Además, sabemos que otras provincias han logrado esta compensación y sería justo que Mendoza también la obtuviera", subrayó.

El proyecto -también firmado por el senador Alejandro Moralejo (Confe) y los diputados Alberto Sánchez (PD), Ricardo Puga (Independiente), Roberto Blanco (Frente Cívico) y Gerardo Soria- hace mención de los beneficios que en este sentido poseen los estatales de Santa Cruz.

Por otro lado, no niega la importancia de la asignación universal para mejorar la situación económica de muchos ciudadanos y -por ende- la promoción del consumo para reactivar la economía. No obstante, advierte acerca de los "efectos negativos para los trabajadores que se encuentran en una situación laboral formal que no están incluidos dentro de este beneficio". DCH

Comentá la nota