Piden a Romero que despida al abogado que habría amenazado a periodistas

Desde la Red de Periodistas de Argentina por una comunicación no sexista (PAR), se solicitó al senador nacional Juan Carlos Romero que, en su carácter de propietario del diario El Tribuno, despida al abogado Jesús Vilariño, quien se encuentra denunciado por una presunta amenaza de muerte en contra de la periodista Melina Sola (despedida la semana pasada del medio de difusión mencionado), y la secretaria general del Sindicato de Prensa de Salta (SiPrenSal), Alejandra Paredes.
En la carta remitida, los integrantes de la Red entendieron que "un legislador que representa su provincia -como lo es un senador de la Nación- no puede tolerar ni avalar con el silencio actos abusivos y de violencia contra las/os trabajadoras/ es, en especial si se trata de actos de violencia contra mujeres". Indicaron que "la actitud del señor Vilariño configura el clásico patrón violento de quienes todavía creen que las trabajadoras que reclaman sus derechos deben ser amenazadas, golpeadas y aún asesinadas".

"Este comportamiento machista y repulsivo, sólo puede repararse -más allá de las acciones legales- con el inmediato despido de ese sujeto", continuaron diciendo en la misiva.

Indicaron que frente a los hechos, también hacen responsable a la empresa "por los daños morales y psicológicos sufridos por la periodista y, sobre todo, por su seguridad personal de aquí en más".

Por otra parte, consideraron un abuso que Sola fuera "sacada por la fuerza del edificio de El Tribuno por el personal de seguridad, dado que se trataba de una mujer indefensa que no importaba amenaza o peligro alguno, y cuyo único interés era denunciar ante sus compañeros el maltrato y las condiciones laborales a las que estaba siendo sometida".

Red Par indicó que la nota a Romero fue también girada a la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión y la Banca de la Mujer del Senado de la Nación, a la Sociedad Interamericana de Prensa, al Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), a la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género, a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y a la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (FATPREN).

Comentá la nota