Piden que se revoque el sobreseimiento de Carlos Grosso en causa por asociación ilícita

El fiscal general ante la Cámara del Crimen, Fabián Céliz, interpuso un "recurso" para que la Cámara de Casación Penal deje sin efecto el sobreseimiento del ex intendente porteño Carlos Grosso; al señalar que podría estar incurso en el delito de "asociación ilícita" que prevé penas de hasta diez años de prisión.

Mediante un extenso dictamen, Céliz pidió que se revoque la "prescripción por extinción de la acción penal" con que la Cámara del Crimen favoreció al ex jefe comunal en la causa en la que se investiga la irregular cesión, en 1990, de predios del Parque Tres de Febrero al Club Gimnasia y Esgrima de la Ciudad de Buenos Aires.

En más de una veintena de carillas, el representante del Ministerio Público afirmó que "no puede descartarse la existencia de un acuerdo de voluntades, en el seno de la gestión comunal, durante el ejercicio de las funciones del entonces Intendente Carlos Grosso, en orden a la concepción de planes delictivos indeterminados".

"Esto es un acto de corrupción, asimilable a la coima, el tráfico de influencias y al cohecho", sostuvo Céliz y explicó que "se dispuso de los bienes públicos y así es que se robó a los vecinos de la ciudad de Buenos Aires, en favor de terceros -y vaya a saber persiguiendo qué tipo de fines-, plazas y parques enteros".

El fiscal recordó el singularmente extraño derrotero de la causa y el extenso periplo que tuvieron las investigaciones durante casi 20 años y las dilatorias intervenciones judiciales de Grosso quien "diseñó la defensa a la medida de los plazos de prescripción.

El fallo que sobreseyó al ex jefe comunal es una decisión "huérfana de fundamento" y "carece de motivación suficiente y resulta por ello nulo" a criterio de la fiscalía que sostuvo que "la entrega de predios y la venta fraudulenta de bienes de dominio público del Estado parece ser el ejemplo por excelencia de la maniobra descripta".

Céliz indicó que "esto no es la mera violación al derecho de propiedad -fraude-, pues cuando de bienes de dominio público se trata lo esencial no es el dominio sino el uso y goce que la comunidad puede hacer de ellos" motivo por el cual calificó la conducta como "el supuesto del delito de peculado" que también tiene una pena de hasta diez años de prisión.

Comentá la nota