Piden resguardar el desarrollo productivo en el puerto de Paraná

Se trata de una propuesta del concejal Emanuel Martínez Garbino. Cuestiona la cesión de ese espacio, en perjuicio de trabajadores de la comunidad.
El concejal de la Concertación Entrerriana, Emanuel Martínez Garbino, se mostró crítico con el proyecto del gobierno entrerriano, en conjunto con el municipio y la Nación, que pretende refuncionalizar el Puerto Nuevo de Paraná.

Al momento de fundamentar su rechazo parcial a la flamante propuesta, el funcionario dejó entrever que se cometieron una serie de irregularidades. Una de ellas fue "la irregular entrega al empresario Miguel Marizza del galpón Nº2, para hacer el tempranamente venido a menos 'Anderson Rock', un boliche que iba a ser un faro de promoción para artistas locales y nacionales".

El local bailable cerró sus puertas al poco tiempo y se convirtió en "un galpón cerrado", como lo define el edil. Algunos párrafos de su escrito mencionan la creación del "Ente Mixto"y la participación de la Asamblea por los Espacios Públicos, como fundamento para darle sustento a su planteo.

"Nada se ha hecho para cambiar la situación en el Puerto Nuevo porque se ha priorizado garantizar la explotación de ese lugar por los ocupantes de entonces y ahora. Eso explica que el decreto provincial Nº 1.185, de marzo de 2008, obligara a los ocupantes a firmar convenios de desalojo que se harán efectivos una vez que el 'Ente Mixto' defina el nuevo destino para esos predios", continúa su escrito.

Más adelante considera que "el punto es quiénes van a ser los beneficiados por esto, es decir, quiénes van a usar y gozar de lo que allí se haga. Debe haber espacio para la inversión privada y servicios que complementen la oferta, pero esto es accesorio frente a la función y destino que se defina para el lugar".

"El puerto no debe ser un lugar para que algunos hagan negocios", disparó.

Por último afirmó que "desde el punto de vista del desarrollo, el Puerto Nuevo fue un lugar estratégico. Esto no puede perderse de vista en cualquier esquema de desarrollo de la zona que se plantee. Hay que ver cómo se resguarda lo productivo que queda en esa zona –trabajadores y maquinaria– con vistas al futuro".

Su planteo abarca muchas aristas, incluso pone de manifiesto el interés colectivo y la necesidad de reafirmar una identidad propia en la zona. "Desde el punto de vista de la revalorización y aprovechamiento de ese espacio, el puerto tiene que ser un lugar destinado a la gran mayoría de la comunidad, aprovechable y disfrutable por la misma, que lo sienta propio porque su función principal está así pensada, y donde también haya lugar para que la inversión privada brinde servicios complementarios".

Comentá la nota