Piden prudencia a los dirigentes

Con motivo del inicio de un nuevo año, el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires hizo ayer, por medio de una declaración, un llamado a la prudencia y pidió a la dirigencia argentina acabar con el clima de crispación que predominó durante 2009.
"Dirigentes de diversos sectores críticos de la gestión del gobierno han expresado sus reclamos en términos poco felices. Ello, a su vez, motivó la respuesta de funcionarios que, en la reprobable costumbre de descalificar a quienes no piensan como ellos, aprovecharon la instancia para adjudicar tales desacertadas críticas a un presunto ánimo destituyente", dice el comunicado, que lleva las firmas del presidente de la entidad, Enrique del Carril, y del secretario, Héctor Huici.

"Nuestra Nación necesita un cambio de conductas, de procedimientos y de mentalidad respecto de su cultura política. Es impostergable rescatar la sustancia cívica que mantiene a las instituciones", continúa el texto.

La declaración del Colegio de Abogados porteños concluye: "Formulamos votos para que, en 2010, la cordura de los argentinos permita reencauzar las naturales expresiones diversas de la sociedad, a fin de preparar el terreno para la controversia electoral previa a la renovación del Poder Ejecutivo en el año 2011".

Comentá la nota