Piden que la Provincia informe sobre acciones para lograr la potabilización del agua

La preocupación apunta a conocer si existen programas desde el Ejecutivo bonaerense para solucionar el problema del arsénico en las ciudades de Junín y Carlos Casares. La legisladora cita en sus fundamentos una publicación de DEMOCRACIA.
La diputada Maricel Etchecoin Moro (Coalición Cívica - ARI) presentó un pedido de informes en la Legislatura bonaerense para que el Ejecutivo provincial proporcione información sobre programas, acciones concretas y plazos de ejecución de las mismas, tendientes a lograr la potabilización de las aguas en las comunas de Junín y Carlos Casares.

La oportunidad del reclamo surge del hecho de que según información periodística y las constancias obtenidas, la concentración de arsénico en esas localidades sigue siendo muy alta en relación con los parámetros considerados normales según el Código Alimentario y las recomendaciones de la OMS.

En línea con el fallo "Boragina, Juan Carlos, Miano, Marcelo Fabián y Iudica, Juan Ignacio contra Municipalidad de Junín. Amparo"(15/07/2009), en el que la Suprema Corte de Justicia bonaerense ordenó un plazo de cumplimiento del programa de potabilización de aguas contaminadas con arsénico y otros metales, Etchecoin Moro solicitó, entre otras precisiones:

Que se brinde un detalle de las mediciones realizadas sobre los valores de arsénico y otros metaloides y componentes químicos encontrados en los estudios realizados por el OCABA (Organo de control de las aguas) en los últimos seis meses y que se describan las características técnicas que presentará el programa de saneamiento, adecuación y asistencia que el OCABA elaborará para el asesoramiento a la ciudad de Junín.

Asimismo, se solicita al Ejecutivo que describa, en general, qué resoluciones y/o programas prevé realizar sobre la potabilidad y adecuación de las aguas destinadas al consumo de la población para la provincia.

En el caso de Carlos Casares, se requiere además, que se exprese en qué estado se encuentra la realización de las obras de refacción de la planta de abatimiento en dicha localidad.

El pedido

El texto del pedido de informes dirigido al Poder Ejecutivo provincial solicita que por medio del organismo correspondiente, en forma urgente, informe a la Legislatura sobre los análisis y la toma de muestras que el OCABA realizó en determinados puntos de la red de agua potable de la ciudad de Junín y sobre los pozos que bombean a la red.-

La intención es que se responda sobre los siguientes ítems:

-Detalle, por pozo, los resultados obtenidos sobre los valores de arsénico por litro encontrados en los estudios realizados por el OCABA en los últimos seis meses. Remita la información indicando la fecha de realización de los análisis.

-Detalle, por puntos de la red y por fecha de realización de los estudios, los otros metaloides y componentes químicos encontrados en las aguas destinadas para el consumo humano en la ciudad de Junín.

-Remitir copia de todos los estudios realizados.

-Describir las características técnicas que presentará el programa de saneamiento, adecuación y asistencia que el OCABA elaborará para el asesoramiento a la Ciudad de Junín.

-Describa, en general, qué resoluciones y/o programas prevé realizar sobre la potabilidad y adecuación de las aguas destinadas al consumo de la población para la provincia.

Fundamentos

La diputada Maricel Etchecoin Moro, oriunda de la ciudad de Florentino Ameghino, dice en sus fundamentos que "según una nota publicada en el diario DEMOCRACIA, el Organismo de Control de Aguas de la Provincia de Buenos Aires (OCABA) "realizó análisis y toma de muestras en determinados puntos de la red de agua potable de nuestra ciudad (por la ciudad de Junín) y estudios sobre los pozos que bombean a la red".

Es en ese sentido que el Director vocal del OCABA, Marcelo Díaz, en declaraciones radiales manifestó: ""los estudios hechos sobre la red dieron levemente por debajo del parámetro establecido por la ley 11.820", a la vez que mencionó que de los 35 pozos, seis arrojaron por encima de los niveles establecidos por la ley 11.820 y el resto arrojaron parámetros inferiores a los límites fijados por ley, 0,05. "Esa es la realidad del último estudio hecho en Junín, en el mes de abril"".

Agregó que "en la nota se describe que "el Municipio informó que debido a que el agua que circula por la red proviene de los pozos de bombeo, […] fueron parados los pozos que en los últimos análisis realizados por el Organismo de Control del Agua de Buenos Aires (OCABA) dieron un contenido de arsénico superior al recomendado" .

Los pozos estudiados arrojaron un nivel de arsénico muy superior al permitido: 0,07mg/l y 0,08mg/l".

"Hasta el momento -siguió citando la legisladora en sus fundamentos lo publicado por este diario- estaban funcionando porque el agua que éstos inyectan a la red luego se mezcla con el agua del resto de los pozos de la ciudad que se encuentran todos por debajo de lo recomendado, entre los cuales hay varios de los construidos por el actual Gobierno Municipal que sólo registran 0,01mg/l de presencia de arsénico. Debido a la salida de funcionamiento, en este momento se encuentran parados los pozos N° 3 (Lavalle entre San Lorenzo y Falucho), N° 6 (Italia y Dulbecco), N° 7 (General Paz y Vuelta de Obligado), N° 16 (Libertad y Borges), N° 17 (Libertad y Laprida) y N° 20 (Comandante Escribano y Entre Ríos). Reconoció el Municipio que la salida de funcionamiento de todos estos pozos ocasionará una fuerte pérdida de presión de agua que puede afectar diversas zonas de la ciudad".

Más adelante expresa la legisladora que "en el fallo "Boragina, Juan Carlos, Miano, Marcelo Fabián y Iudica, Juan Ignacio contra Municipalidad de Junín. Amparo" (15/07/2009, Corte Suprema de Justicia, Pcia. Bs. As., doctores Hitters, Kogan, Soria, Negri, Petti-giani, Genoud, de Lázzari, sentencia definitiva en la causa C. 89.298), los letrados de la CSJ acordaron en lo relativo a los valores de referencia: Han quedado probados en autos los efectos altamente nocivos del arsénico (v. informe de fs. 311/334; pericia de fs. 378/379). De la pericia agregada a fs. 378 surge que si se consume agua que exceda los límites de arsénico aludidos (0,05 ml/l) debe hablarse de consumidores de agua contaminada y no de agua potable".

"Para ello -sostienen los fundamentos del pedido de informes-, la Corte Suprema de Justicia entiende que "el O.C.A.B.A. deberá asistir a la comuna en la estruc-turación del programa de saneamiento (arg. art. 14 inc. e del dec. 878/2003) de modo que las pautas temporales establecidas por el tribunal sean lealmente acatadas".

Comentá la nota